Lamborghini Huracán LP 620-2 Super Trofeo

Lamborghini Huracán LP 620-2 Super Trofeo
3 comentarios

Aunque ya habíamos conocido su estética y lo vimos incluso en vídeo durante su puesta de largo oficial con ocasión de la Monterrey Car Week, todavía quedaban detalles por saber sobre el nuevo coche de carreras de Sant'Agata Bolognese, basado en su deportivo más reciente, el Lamborghini Huracán LP 620-2 Super Trofeo.

Listo para competir en el campeonato Blancpain Super Trofeo 2015, el Huracán LP 620-2 monta un poderoso motor 5.2 litros V10 de inyección directa y electrónica MOTEC, con 620 CV y 570 Nm, junto a una caja de cambios secuencial Xtrac de seis velocidades y un embrague de tres discos, que transmiten la fuerza del diez cilindros a las ruedas del eje trasero.

Con un peso en vacío de 1.270 kilogramos (el depósito es de 118 litros) y una distribución del mismo de 42% en el eje delantero y 58% en el trasero, el Huracán Super Trofeo arroja una relación peso-potencia de 2,05 kilogramos por caballo. Se basa en un chasis de aluminio y carbono un 45% más rígido que su predecesor e incorpora una jaula antivuelco FIA de 43 kilogramos de peso. La carrocería está fabricada en material plástico.

Lamborghini Huracán LP 620-2 Super Trofeo

El trabajo aerodinámico en el nuevo modelo ha conseguido aumentar la carga en un 43%, reducir el drag en un 15% y elevar la eficiencia en un 69%, con respecto a su predecesor, el Gallardo Super Trofeo. Como aquel, no cuenta con ESP pero equipa ABS de competición con doce posiciones (seleccionables desde mandos en el volante) y control de tracción de nueve niveles de asistencia. También son ajustables los amortiguadores y las barras estabilizadoras.

Para detener a esta bestia se necesita un poderoso equipo de frenos, que en este caso incluye discos de 380 milímetros en el eje delantero y de 355 milímetros en el trasero, junto a pinzas de seis y cuatro pistones, respectivamente. Los neumáticos son Pirelli de 18 pulgadas, montados sobre llantas monotuerca, y tienen una sección de 305 milímetros delante y de 315 milímetros detrás.

Ya dentro encontramos un volante de competición desarrollado específicamente por OMP (la dirección es asistida hidráulica), superficies tapizadas en alcántara (como éste último o el pomo del cambio), asientos homologados por la FIA, arneses de seis puntos de anclaje y sistema de extinción de incendios.

En Motorpasión | Lamborghini Huracán Super Trofeo, en vídeo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio