Compartir
Publicidad
Publicidad

Rusia, donde la depreciación del rublo hace crecer las ventas de coches y otros artículos de lujo

Rusia, donde la depreciación del rublo hace crecer las ventas de coches y otros artículos de lujo
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la moneda de un país cae al abismo frente a otras monedas, los ciudadanos suelen buscar refugio para sus ahorros invirtiendo en algo que les reduzca las pérdidas de dinero. Oro, joyas... ese tipo de cosas. Pero nos llega una curiosa noticia desde Rusia, y es que allí la depreciación del rublo es tan fuerte que los rusos con elevado poder adquisitivo se están tirando, también, a los concesionarios de coches de lujo para evitar perder más dinero en este fatídico año 2014.

Conclusión: los responsables de los concesionarios de Rusia están viendo la luz al final de un túnel que duraba ya demasiado, con unas pérdidas acumuladas que al acabar noviembre se cifraban en un 12 %. Porsche ha visto aumentar sus ventas un 55 % en el último mes, y Lexus ha experimentado un crecimiento del 63 %. Con una depreciación del rublo frente al dólar que se eleva ya al 60 % desde el 1 de enero (y al 40 % frente al euro en el mismo periodo), gastar casi equivale a ahorrar.

Mercedes-AMG GT

Así lo están viendo incluso los ciudadanos que, sin ser ricos, ven como un mal menor la inflación del 9,1 % interanual. Si hay que pagar se paga, pero mejor eso que perder dinero, parecen pensar. Lo explica Andrei Rodionov, director de Comunicación Corporativa de Mercedes-Benz en Rusia:

“En tiempos de crisis la gente ve los coches como una inversión. La norma general de que un coche pierde el 20 % de su valor una vez que abandona el concesionario ya no sirve.”

Tal y como cuenta el presidente del Comité de Fabricantes de Automóviles, Joerg Schreiber, la demanda del canal Particulares ha sido "extraordinaria las últimas semanas, apoyada por las ayudas del Gobierno y por los consumidores que se apresuran [a comprar] antes de las amplias subidas de precios del nuevo año". Y todo esto lo dice tras sentenciar:

“En condiciones poco habituales, están pasando cosas poco habituales.”

Y es así como se está gestando una burbuja alrededor del sector Automóvil en Rusia. Si esas condiciones no varían sensiblemente y se mantiene la euforia de la compra por la supervivencia, una de dos: o los ciudadanos rusos que se están haciendo con caros coches encuentran compradores en mercados exteriores, adquiriendo de esta forma moneda más fuerte que el rublo, o a la vuelta de unos años la situación puede ser realmente dramática —más— en aquellas ya castigadas tierras.

Vía | Bloomberg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos