Compartir
Publicidad
Publicidad

Medidas políticas y económicas que podrían salvar vidas y reducir la contaminación

Medidas políticas y económicas que podrían salvar vidas y reducir la contaminación
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir del estudio de la UPV que nos contaba que la renovación total del parque automovilístico podría salvar más de 1.600 vidas, abríamos un debate sobre esta idea y sobre su aplicabilidad.

Muchos argumentaban que llevar a cabo una medida así es practicamente imposible (y lo es), y que no se creían que un coche con más de diez años tenga el doble de posibilidades de verse implicado en un accidente que uno con menos de cinco años, ya que el conductor es un factor relevante.

Ante esto hay que aclarar que, por mucha importancia que le queramos dar al conductor como factor determinante para tener o evitar un accidente, el estudio puede ser perfectamente válido. Puede ser un hecho demostrable y demostrado que la misma persona pueda tener el doble de probabilidades de accidente si conduce un coche con más de diez años. Incluso puede que el estudio haya tenido en cuenta que esa persona será más precavida al conducir un coche que no sea nuevo, y aún así puede que la cifra sea esa, el doble de posibilidades.

Pero en vez de discutir cuál es el porcentaje exacto, lo que deberíamos hacer es aceptar el hecho y darnos cuenta de que la renovación del parque automovilístico podría beneficiar a todos. Se trata de un círculo vicioso positivo: si bien podemos considerar utópica la renovación total, fomentar políticas y llegar a acuerdos para facilitar esto a los ciudadanos puede ser una buena idea.

Nos podemos imaginar una medida a gran escala: imaginemos un “plan prever” con una cifra tentadora, pongamos 3.000 euros (que cada uno se imagine la cifra que quiera). Inmediatamente, la industria del automóvil se estaría frotando las manos. Seguro que estarían dispuestos a llegar a un acuerdo con el Gobierno de alguna forma para ofrecer descuentos (¿acaso no prefieren vender 1000 coches ganando menos que 100 más caros?). Por otra parte, ese aumento de producción beneficiaría a la economía, no sólo en impuestos sino en puestos de trabajo, etc. La renovación de vehículos haría bajar las muertes en la carretera, con el impacto positivo no sólo social sino económico que esto supone. Y a su vez, esta renovación reduciría notablemente el nivel de emisiones contaminantes.

¿Cuáles son las partes negativas de esta medida? Muchos dirán que se le estaría regalando dinero a la industria del automóvil. Y de ahí que sería exigible una ayuda clara y cuantificable por su parte, no por altruismo sino porque ellos serían los grandes beneficiados económicamente de un mayor movimiento del mercado. ¿Se atrevería algún partido político a proponer algo así? ¿A pesar de ser una medida que podría salvar más de 1.000 vidas en un año, está en la agenda de algún partido político?

Otra medida que no sería muy popular sería la reducción de los impuestos de matriculación a cambio de aumentar los impuestos sobre carburantes, para hacer que sea rentable adquirir un coche nuevo que consuma menos (y no hablo sólo de pequeños utilitarios verdes, los coches con 300 caballos nuevos también consumen menos que los de hace 10 años). Claro, que a nadie le gusta pagar menos al ir por la gasolinera (no sólo por el coste real sino por el efecto psicológico), y desde luego sería difícil ver que alguien consiga convencer a los votantes de que eso podría ser bueno. Para verlo con un ejemplo positivo, podemos pensar que gastaríamos lo mismo que ahora (entre coche y combustible), pero que esta medida nos podría permitir cambiar el coche cada 10 años en vez de cada 12 años, por ejemplo.

En Motorpasión | La renovación total del parque automovilístico podría salvar más de 1.600 vidas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos