Compartir
Publicidad

La industria del automóvil en España

La industria del automóvil en España
Guardar
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos días, la cantidad de noticias generadas sobre la industria del automóvil es ya mayor que las referentes a la construcción. Se habla de una posible pérdida de 50.000 empleados entre fábricas, industria auxiliar y concesionarios. Es una cifra que hay que coger con pinzas porque la dan los propios afectados.

Hace escasos minutos estaba viendo una rueda de prensa en la que el presidente de Renault España preguntaba a Zapatero sobre las medidas que el Gobierno va a tomar respecto a esta industria, que representa, según él, el 10% de la economía de nuestro país.

Y le dejaba caer que se podrían ahorrar 6.000 millones de euros en la factura energética si se alcanzase una cuota de un 20% de vehículos eléctricos, en clara alusión al acuerdo al que se ha llegado entre Portugal y la alianza Renault Nissan.

Su respuesta, muy política, ha sido que se va apoyar lo máximo a este sector, pero manteniéndose dentro de la legalidad y de las directrices de la Unión Europea que se están debatiendo estos mismos días. Y que este jueves, cuando se anuncie el nuevo plan de medidas contra la crisis en el Congreso, el sector del automóvil tendrá un papel importante en las medidas.

¿Cómo afecta el sector del automóvil a la economía?

Esta industria representa el 8,4% del PIB (cifra algo inferior a la aportada por el presidente de Renault), el 7% del empleo industrial y el 26% de las exportaciones, un plato fuerte sin el cual el menú se queda cojo.

Nos afecta a todos, pero por desgracia, trabajadores y fabricantes sólo miran por su propio interés, aunque nos quieran hacer creer lo contrario. Y la única forma de solucionarlo es que las tres partes, Gobierno, patronal y sindicatos, puedan trabajar de forma coordinada.

Hoy mismo se reúnen en Santiago de Compostela el Ministro de Industria con los representantes de las marcas con fábricas en nuestro país: Citroën (Galicia), Nissan y Seat (Cataluña), Volkswagen (Navarra), Peugeot (Madrid), General Motors (Aragón), Ford (Valencia), Santana (Andalucía) y Renault (Castilla y León).

El objetivo es encontrar una solución, esperemos que atendiendo a los intereses generales y pagando por salvar empleo y no por premiar a quienes no tienen un modelo de negocio sostenible actualmente.

Las ventas han caído estrepitosamente este año, era una burbuja que ha explotado, algo completamente normal pero que hace bastante daño a la economía. Según las asociaciones de fabricantes, podemos esperar la recuperación para primavera de 2009.

¿Y cómo nos afecta?

Si algo hemos aprendido todos en estos meses es que existe una economía financiera y una economía real. Y que si la economía financiera no se ha preocupado por la real, a la real no debería preocuparle ahora la crisis de la financiera. Por desgracia, las enfermedades de ambas se contagian más que los beneficios.

El caso es que esta época de cambio puede suponer un antes y un después en el sector del automóvil. Colaboraciones como la comentada, entre Renault-Nissan y Portugal, pueden ser un empujón a la utilización de energías alternativas, y un respaldo a la industria que apueste por ellas.

Nota: esta anotación ha intentado dejar lo más de lado posible la política, que no es asunto de este blog. Como es habitual, al hablar de un político muchos pensarán que esto es un alegato a favor, y otros tantos en contra. No pretender ser ni una cosa ni la otra, sólo un análisis del problema de forma objetiva, sin entrar en ningún tipo de valoración. Os rogaría que los comentarios traten de ir en la misma línea, sin entrar en discusiones que no nos lleven a ninguna parte.

Foto | TVE
Más información | El País, El Correo Gallego
En Motorpasión | La imagen de la crisis de ventas de automóviles en primera plana, La venta de coches en España también era una burbuja, y ahora ha explotado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos