Hay marcas de coches que retiran su publicidad en Twitter por culpa de Elon Musk. Temen un conflicto de intereses con Tesla

Hay marcas de coches que retiran su publicidad en Twitter por culpa de Elon Musk. Temen un conflicto de intereses con Tesla
7 comentarios

La compra de Twitter por parte de Elon Musk no se ha hecho sin polémicas. El jefe de Tesla, Elon Musk, publicó el pasado 27 de octubre en Twitter (un día antes de hacer efectiva la compra) que adquiría la plataforma porque es "importante para el futuro de la civilización tener un lugar público en línea donde se pueda debatir una amplia variedad de opiniones de forma sana, sin recurrir a la violencia".

“Dicho esto, es obvio que Twitter no puede ser un lugar infernal abierto a todo el mundo, en el que se pueda decir cualquier cosa sin consecuencias", señaló también en un mensaje del multimillonario a los anunciantes en vísperas del cierre de la operación.

Pero la polémica estaba servida y muchos temen que se convierta en una plataforma en la que se confunde (cada vez más) libertad de odio con libertad de expresión.

Algunas empresas que se anuncian en la plataforma se muestran recelosas de la nueva dirección que pueda tomar la plataforma. Un ejecutivo de la agencia publicitaria global GroupM asegura que sus principales anunciantes pondría en pausa su gasto en Twitter si se permite al ex presidente Donald Trump volver a la plataforma.

Posible conflicto de intereses

Tesla Elon Musk

Además, el hecho que el dueño de Twitter sea también el CEO de un fabricante de automóviles, Tesla, no da confianza a algunos de sus rivales.

Así, General Motors suspende su publicidad en Twitter tras la toma de posesión de la plataforma de medios sociales por parte de Elon Musk, según ha declarado la compañía a la CNBC el pasado viernes.

GM es una de las primeras grandes empresas que reconoce públicamente que ha parado sus anuncios en Twitter hasta nueva orden.

Hummer EV

"Estamos trabajando con Twitter para entender la dirección de la plataforma bajo su nueva propiedad. Como es normal con un cambio significativo en una plataforma de medios de comunicación, hemos suspendido temporalmente nuestra publicidad de pago. Nuestras interacciones de atención al cliente en Twitter continuarán", dijo el gigante estadounidense en un comunicado.

Si bien GM se posiciona como rival de Tesla, en los últimos años, General Motors ha ido dando bandazos en cuanto a inversión en coches eléctricos en función del viento que soplaba desde la Casa Blanca.

Cinco años atrás planeaba  lanzar más de 20 modelos eléctricos para 2023, pero posteriormente dio un paso atrás y en su lugar se centró en los modelos de gasolina después de que la administración del ex presidente Donald Trump suavizara las regulaciones ambientales en 2017.

Ahora, con Joe Biden en la Casa Blanca desde 2020, GM anunció un plan para convertirse en un fabricante dedicado a los coches eléctricos. Aunque parte de su inversión en eléctricos apuesta por la continuidad de las subvenciones y los incentivos a la compra de coches eléctricos en Estados Unidos.

Temas