Publicidad

Los gobiernos central y vasco transfieren a Euskadi la autopista de peaje AP-68: será de pago hasta 2026

Los gobiernos central y vasco transfieren a Euskadi la autopista de peaje AP-68: será de pago hasta 2026
53 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se acaba de confirmar que los 77,5 kilómetros de la AP-68 que transcurren por territorio vasco han sido transferidos a Euskadi, que gestionará la titularidad, funciones y servicios desde el punto kilométrico 0 (Bilbao) al 77,5 (límite entre Álava y Burgos).

De esta manera, la autopista de peaje AP-68 seguirá siendo de pago hasta el año 2026, fecha límite que tiene Abertis en el contrato de concesión administrativa.

Uno de los peajes más caros de España

Según explica El País, el Ejecutivo autonómico ha informado de que cuando el Gobierno vasco reciba esta transferencia comenzará las gestiones para traspasarla a las Diputaciones forales de Araba y Bizkaia, titulares de la competencia de carreteras.

La Administración de Euskadi calcula que el coste del proyecto asciende a unos 31 millones de euros, lo que supone que Euskadi tendrá que desembolsar 2 millones menos anuales por las inversiones que el Estado hace en esta comunidad autónoma, ya que únicamente es titular de esta vía.

Esta transferencia supondrá además que el 100 % de las carreteras que pasan por Euskadi serán de titularidad vasca. Serán Álava y Vizcaya las que determinen las condiciones de peaje para los usuarios; tendrán que decidir si se mantiene como hasta ahora o buscan fórmulas para reducir el pago por uso de la vía a través de bonificaciones.

Recordemos que en el año 2000, el Gobierno de José María Aznar amplió la concesión de la autopista que vencía en 2011 hasta 2026, y así seguirá siendo. Hay no obstante subvenciones en determinadas circunstancias y tramos.

El tramo entre la AP-68 y la AP-1 entre Bilbao y Burgos (153 km) ocupa un puesto en el raking de los 10 peajes más caros de España, con un precio de 0,14 euros por kilómetro y precio de trayecto máximo de 21,75 euros.

Logroño lleva tiempo reivindicando la liberación del tramo riojano de la AP-68 para frenar la alta siniestralidad de la carretera N-232, que acumula casi 200 fallecidos desde el año 2000. Su gran nivel de riesgo deriva en gran medida del hecho de que es una vía muy utilizada por los vehículos de transporte de mercancías que cubren la ruta entre el País Vasco y la Comunidad Valenciana.

Desde Fomento adelantaron que el primer tramo de la AP-68 previsto que quedaría libre de peaje en La Rioja afecta al tramo Arrúbal-Navarrete, pero se trata de una actuación pendiente de licitación

Foto | Google Maps.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir