Compartir
Publicidad

Europa y Vietnam están a punto de firmar un tratado de libre comercio que abrirá las puertas al sector automotriz

Europa y Vietnam están a punto de firmar un tratado de libre comercio que abrirá las puertas al sector automotriz
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se tata del primer tratado de libre comercio e inversión que la Unión Europea está cerca de firmar con un país asiático en desarrollo, y el país elegido ha sido Vietnam.

Eliminará más del 99 % de los aranceles aduaneros sobre las mercancías comercializadas entre las dos partes; Vietnam suprimirá el 65 % de los derechos de importación sobre las exportaciones de la Unión Europea, y el resto de los derechos se eliminará gradualmente durante un período de 10 años. Este acuerdo incluye el sector automotriz, claro.

Un sector que no termina de despegar en Vietnam, pero que encuentra esperanza en VinFast

Hanoi 3358841 960 720

El acuerdo sobre comercio e inversión entre la Unión Europea y Vietnam necesitará la aprobación de los 28 miembros del bloque y del Parlamento Europeo, y aunque todo apunta a que se ratificará, algunos miembros han expresado sus preocupaciones acerca de la pobre salud de la democracia y los derechos humanos en el país del sudeste asiático.

Este tratado, que detalla la Comisión Europea en un comunicado, eliminará el 99 % de los aranceles; Vietnam, por ejemplo, reduciría su impuesto a las importaciones de automóviles europeos del 78 % a cero en 10 años.

Para ponernos en contexto, Vietnam alcanzó en 2017 una producción de 198.000 coches, 50.000 menos que en 2016, y la mayoría de los vehículos terminados tan sólo se limitan al ensamblaje de las piezas traídas de otros países. Esto influye en el precio final del coche y en el precio de producción, que es un 20 % más caro que en los países vecinos debido a la necesidad de importar muchos de los materiales y piezas utilizadas.

Además, en Vietnam tan solo hay 23 coches por cada 1.000 habitantes, muy lejos de los 439 de Malasia o 228 de Tailandia, según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles.

Pero por otro lado, el país acaba de ver nacer su primer fabricante nacional, VinFast, algo que puede impulsar poderosamente el sector automotriz vietnamita. El conglomerado de empresas VinGroup ha decidido recientemente producir el primer coche 100 % vietnamita y pretende para finales de año o principios del 2019 comenzar a comercializar motocicletas eléctricas y automóviles, de momento solo de gasolina.

En datos detallados por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Vietnam, los vehículos de pasajeros que más se vendieron en 2017 en Vietnam fueron Toyota, Thaco Kia (el mayor fabricante de Vietnam: se dedica al ensamblaje, reparación y mantenimiento de componentes de coches, fabricación y distribución de vehículos comerciales), Vina Mazda, Honda y Ford.

Detrás, y con cifras de ventas más modestas, se sitúan General Motors, Mercedes-Benz, Mitsubishi y Suzuki.

El peso de las importaciones de Vietnam en España y la UE

Ho Chi Minh

Según datos de la CE, en España hay 1.912 empresas -pequeñas y medianas sobre todo- que exportan sus productos a Vietnam. Mientras que el valor de las exportaciones al país asiático asciende a 421 millones de euros, lo que importamos alcanza los 2.300 millones de euros.

A nivel europeo, Vietnam es su segundo socio comercial en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático después de Singapur, con un comercio de bienes por valor de 47.600 millones de euros al año y 3.600 millones de euros en servicios. Las principales importaciones de la Unión Europea desde Vietnam incluyen equipos de telecomunicaciones, ropa y productos alimenticios. La Unión Europea exporta por su parte principalmente maquinaria y equipo de transporte, productos químicos y productos agrícolas.

Por otra parte, Vietnam es una de las economías que más rápido está creciendo en el sudeste asiático: tiene un mercado de 95 millones de consumidores, y esto le interesa a la Unión Europea. El grupo de los 28 firmó además hace unos meses otro importante acuerdo de libre comercio con Japón que afectará a más de 600 millones de personas.

De esta manera, Europa se distancia paso a paso de la política comercial estadounidense, enviando una fuerte señal de que no cree en el proteccionismo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio