Publicidad

El RACC apoya una reforma de los impuestos más verde y eficiente

El RACC apoya una reforma de los impuestos más verde y eficiente
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

El RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) está elaborando una propuesta que enviará al Gobierno para guiarlo en la reforma fiscal sobre automóviles que se llevará a cabo previsiblemente en 2008.

La base de esta reforma debería ser, según el RACC, una progresiva tendencia a eliminar primero el impuesto de matriculación y más adelante el de circulación, y a cambio aumentar los impuestos de los carburantes. El objetivo es hacer cumplir el principio de derecho medioambiental de “quien contamina, paga”.

Ahora mismo ningún usuario puede valorar si la medida es “mejor o peor”, porque habrá que ver en qué terminos concretos se lleva a cabo, si finalmente se siguen esas líneas. Lo que sí podemos evaluar es a quién beneficia o perjudica y qué consecuencias podría tener:

Beneficia a:

  • Medio Ambiente, sin duda es el principal objetivo. La tendencia sería a consumir menos combustible y adquirir vehículos más eficientes.
  • Seguridad: un vehículo más nuevo es por norma general más seguro que uno antiguo. Mantener un coche viejo será indirectamente más caro (mayor gasto de combustible), y adquirir uno nuevo más barato (menos impuestos y menor gasto de combustible), con lo cual esta medida puede ayudar a una necesaria renovación del parque automovilístico.
  • Industria automovilística: Derivado del punto anterior.

Perjudica a:

  • Personas o empresas que hagan un uso justificado intensivo de su vehículo: por ejemplo taxistas, gente que visite habitualmente a su familia, etc. En mi opinión es el mayor problema de una reforma así.
  • Personas que hagan un uso injustificado intensivo de su vehículo: la consecuencia para el ciudadano de a pié sería que el coche como ocio pasaría a ser más caro. Si bien es algo que nos afecta sobre todo a los que disfrutamos conduciendo, hay que admitir que es una reforma lógica y necesaria, y que se ve compensada en parte por la reducción de impuestos a la hora de comprar un coche nuevo. Dicho en bruto: tendríamos un mejor coche pero nos costaría más andar con él. ¿Entendéis ahora mi afición por los hot hatches de potencia media (150-200 cv) y consumo reducido?
  • Empresas que hagan un uso injustificado intensivo de su vehículo: con esto no estarán de acuerdo las posturas más liberales, pero para mí el pensamiento de ingeniero está por encima del de político, y lo cierto es que estoy harto de ver negocios medioambientalmente insostenibles que se mantienen gracias al esquema de impuestos actuales. Ejemplo nada exagerado: empresa con camiones vetustos que contamina el Medio Ambiente y colapsa las carreteras, y a cambio no otorga a la sociedad más que un mínimo servicio que no compensa en absoluto el daño medioambiental y moral/económico (por enlentecer el tráfico) que hace.

Vía | Terra Motor

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios