CUPRA está analizando la posibilidad de vender sus coches en Estados Unidos

CUPRA está analizando la posibilidad de vender sus coches en Estados Unidos
22 comentarios

Desde hace muy poco, CUPRA ya vende en Australia. Hace unas semanas, CUPRA abrió su primer concesionario CUPRA City Garage australiano en Sídney, y le seguirán 15 puntos más de venta.

Con motivo de la llegada de la marca española a Australia, el CEO de la marca, Wayne Griffiths, explicó a la prensa local que están estudiando introducir CUPRA en Estados Unidos.

De hecho, para el primer ejecutivo de CUPRA, proponer CUPRA en Estados Unidos tiene prioridad sobre vender en China. Para Griffiths, no tiene sentido vender en China, al menos de momento. En el gigante asiático, Volkswagen, Audi y Skoda tiene una elevada cuota de mercado, y el grupo no necesita a CUPRA en ese mercado.

"Tienen una posición muy fuerte con Audi, Volkswagen y Skoda. ¿Así que ir a China? De momento no. Tenemos más prioridad para los Estados Unidos", dijo Griffiths.

Estados Unidos en el punto de mira de CUPRA

Wayne Griffiths CEO CUPRA
Wayne Griffiths

Griffiths, que quiere convertir CUPRA en una marca global, de ahí su llegada a Australia, y ve el mercado estadounidense como una progresión natural para conseguirlo. “Somos muy fuertes en Sudamérica, particularmente en México, pero también en Colombia y Chile", añadió el CEO.

Para demostrar que una marca puede ser realmente global, ha de vender en todo el mundo, lo que explica el interés por estar presente en Australia. "Luego, obviamente, hay que mirar a mercados como el norteamericano, pero eso solo sería en una segunda fase” dijo Griffiths.

CUPRA Formentor en Sidney

También aclaró que todavía no se ha tomado ninguna decisión acerca de Norteamérica, pues aún están “empezando a analizar el mercado". Además, antes de poder lanzar la marca en Estados Unidos, CUPRA deberá demostrar que tiene vocación global en Australia, donde la gama inicial se compone de los CUPRA Ateca, Formentor y León en versiones gasolina, y PHEV, en el caso de los dos últimos.

Les seguirán el CUPRA Born, así como los Tavascan y Terramar. “Nuestra ambición es alcanzar más del 5% de la cuota de mercado en el segmento eléctrico a largo plazo en este país”, aseguró Griffiths.

En todo caso, que Griffiths hable abiertamente de la posibilidad de vender en Estados Unidos transmite un mensaje de ambición y de confianza en el producto, pero también confirma que la marca que cuenta es CUPRA, mientras que SEAT cada vez más se verá relegada a un papel secundario y limitado a los mercados europeos.

Temas
Inicio