Compartir
Publicidad

¿Cómo se sacan 150.000 coches diésel de la circulación?

¿Cómo se sacan 150.000 coches diésel de la circulación?
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es pequeño el problema que se presenta en Londres para sacar de la circulación los 150.000 vehículos de motor Diesel que en su día se vendieron con mucha picardía. La solución que andan barruntando pasa por pagar el diésel como si fuera una cara chatarra: hasta 2.000 libras esterlinas (unos 2.400 euros) se pagarán a los ciudadanos... sin que compren un coche a cambio.

Resulta interesante este matiz, que supone una ruptura con otras modalidades de subvención. Esto nos da una idea clara sobre la voluntad de hacer limpieza que tiene el Ayuntamiento de Londres, que deja a los propietarios de coches diésel de 12 meses (¡meses!) de antigüedad la potestad de elegir o no adquirir un nuevo vehículo. El dinero lo entregarán igual.

Londres: zona de bajas emisiones

¿Se ha adelantado la entrega de crackers y regalos de Santa Claus este año en la capital británica? No, más bien resulta que se juntan varios factores: de un lado, la cifra de 4.300 muertes durante el año pasado, a consecuencia de la mala calidad del aire; del otro, la manipulación sistemática de los datos de contaminación, que al descubrirse dejó a los gobernantes locales con las posaderas al fresco. Para acabar, la presión de los propietarios de vehículos diésel, que se quejan de que fueron animados a comprar esos vehículos que hoy se demonizan, en aras de consumir menos petróleo y frenar por tanto las importaciones de crudo.

Boris Johnson

A ellos, quizá las palabras del alcalde de Londres, Boris Johnson, les habrán sonado a sorna:

Podemos hacer una campaña de recorte del diésel para estimular la compra de vehículos más limpios. Creo que estamos hablando de compensar con hasta 2.000 libras a la gente que fue seducida para comprar un coche diésel. Lo siento por ellos.

Decir: "Ah, se siente", cuando uno le da en los morros a un ciudadano con el coche que se compró hace un año, y darle 2.500 euros por un vehículo que está casi nuevo... Eso tiene que doler.

Por si acaso, estemos al corriente de este aviso para navegantes, no vaya a ser que cunda el ejemplo. De momento, en París ven los 2.500 de Londres y suben hasta 10.000. Eso sí, hay que comprar un coche a cambio. Eh, y tiene que ser eléctrico. Si se diera la clonación legislativa en nuestro terruño no quisiera yo pensar en lo que supondría una medida como esta, teniendo en cuenta cómo está ahora mismo el patio. Mon dieu!

Vía | Motorpasión Futuro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio