Compartir
Publicidad
Publicidad

China quiere frenar su producción de automóviles

China quiere frenar su producción de automóviles
Guardar
24 Comentarios
Publicidad

El gigante asiático ve peligrar su estabilidad financiera. Los más de 13 millones de vehículos comercializados el año pasado lo convierten en el mayor mercado mundial, pero puede que su crecimiento no sea totalmente beneficioso.

Y es que los chinos, bajo el lema de “un país, dos sistemas”, siguen tomando decisiones sobre la viabilidad de sus industrias desde la conveniencia nacional, y en forma de decisiones políticas, no del mercado.

Tras llevar al extremo políticas de subvención de compra y producción de automóviles (en grandes núcleos urbanos se reciben ayudas de compra hasta de 60.000 yuanes, unos 7.150 euros), ahora se espera que la demanda interna no pueda asumir un eventual excedente de fabricación.

Por supuesto esto significaría que parte de las treinta principales marcas chinas entraran en competencia para vender sus coches y conservar su posición, algo que el Gobierno de Pekín no está dispuesto a consentir. Al ritmo actual, China alcanzaría en 2015 los 31,24 millones de vehículos producidos.

Un dato en contra de la Administración: el Centro de Investigación y Tecnología de la Automoción de China ha revelado que en agosto salieron a las carreteras del país 1.21 millones de coches nuevos, lo que supone un 55% más que en el mismo mes del anterior ejericicio.

La situación puede parecer lejana, pero en España el Plan 2000E artefactó los datos de ventas durante el primer trimestre del año, que se han desplomado acabada la subvención.

Vía | Yahoo
En Motorpasión | Volkswagen China y el Gobierno alemán se comprometen con la electromovilidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos