Compartir
Publicidad

La autopista de peaje AP-7 iba a ser gratuita en 2020, pero ahora ya no está tan claro

La autopista de peaje AP-7 iba a ser gratuita en 2020, pero ahora ya no está tan claro
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la entrada del Gobierno de Pedro Sánchez en la Moncloa se desató la caja de los truenos al anunciar que evitará la reprivatización de las autopistas de peaje en España. Concretamente, se anunció en junio la elimininación de los peajes cuya concesión termina entre 2018 y 2021.

Una de las autopistas es la AP-7 o Autopista del Mediterráneo, cuya liberalización se anunció que se haría efectiva el 1 de enero de 2020. Pero las tornas han cambiado y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no ha dejado claro que vaya a ser gratuita. Quizás no en 2020.

El Gobierno dice que sí, pero pide tiempo

AP-7 Foto: Wikipedia/Comakut.

Para el Gobierno valenciano la única opción posible es la de que la AP-7 sea gratuita en 2020, tal y como el Ejecutivo había anunciado. En declaraciones recogidas por El Mundo, Ábalos argumenta que si se levantan las barreras, "la única vía rápida" de Valencia se convertirá en "una carretera secundaria más" y que "hay que hacer estudios serios".

No obstante, la coalición valenciana Compromís ha sacado adelante en el Congreso su moción para garantizar que a partir del 31 de diciembre de 2019 la autopista del Mediterráneo sea totalmente gratuita para sus usuarios.

La población valenciana ha pagado como usuaria -a Abertis- tres prórrogas de esta autopista durante más de 40 años.

La iniciativa pretende bonificar el 50 % del importe de peaje a los vehículos pesados y eximir del pago de peaje a los vehículos ligeros en el territorio valenciano, como ya ocurre en Cataluña desde agosto. Esta moción insta así al Gobierno a no prorrogar la gestión de la AP-7, que asegura que está tomando "las medidas necesarias" para hacerlo posible.

De esta manera, el Ejecutivo central asegura que estudiará los accesos y la ampliación de la capacidad de la vía pero que se trata de una transición que debe hacerse junto a la administración autonómica. Lo cierto es que las alternativas gratuitas a la AP-7, como la N-332 o la N-340, se han convertido en vías saturadas y con altos índices de siniestralidad.

Por su parte, la población valenciana ha pagado como usuaria -a Abertis- tres prórrogas de la concesión de esta autopista durante más de 40 años. El tramo entre Valencia y Alicante (179 km) se encuentra entre los 10 más caros de España: cuesta 0,12 euros/km y 21,15 euros es el precio de trayecto máximo.

Los usuarios en las vías de pago disminuyen

Mientras tanto, la cifra de usuarios de la AP-7 ha crecido un 2,6 % entre Tarragona y Valencia y un 1,7 % entre Valencia y Alicante en los nueve primeros meses de este año. Justamente al contrario de lo que está ocurriendo con el crecimiento del tráfico del resto de autopistas de peaje, como algunos tramos de la AP-6 de Abertis, que conectan Madrid con Segovia y Ávila.

En España hay 2.250 km de vías de pago, y la disminución de su uso se registra desde hace cinco años. La vía que se lleva la palma es la radial R-5 Madrid-Navalcarnero, cuyo uso se ha desplomado casi un 20 %, mientras que la de Madrid-Toledo -pendiente de rescatar- ha visto incrementado su tráfico respecto a 2017 un 14,9 %.

En octubre el anterior Gobierno comunicó a Bruselas que estimaba en más de 2.000 millones de euros la cantidad dirigida a rescatar las nueve autopistas de peaje que están en quiebra: las radiales madrileñas R-2, R-3, R-4 y R-5, la M-12 (Eje Aeropuerto), la AP-36 (Ocaña-La Roda), la AP-41 (Madrid-Toledo), la AP-7 (Cartagena-Vera) y la Circunvalación de Alicante.

Ábalos dijo posteriormente que revisaría estos costes ya que el estratosférico rescate afecta al déficit del Estado.

Recordemos que las tres autopistas que supuestamente se liberalizarán de forma más próxima serán la AP-1 Burgos Armiñón, cuya concesión termina en noviembre de este año; la AP-4 Sevilla-Cádiz y la AP-7 Alicante-Tarragona, tramos que expiran a finales de 2019.

La concesión de las tres autopistas restantes, que son la AP-7 Zaragoza-Mediterráneo, la AP-2 Tarragona-La Jonquera y la AP-7 Montmeló-El Papiol, termina en 2021.

Foto | Wikipedia/Dilema.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio