Publicidad

Algunas dudas resueltas sobre el nuevo impuesto de matriculación

Algunas dudas resueltas sobre el nuevo impuesto de matriculación
27 comentarios

Como ya sabréis, hace unos días se confirmó la noticia de la modificación del impuesto de matriculación que a partir del 1 de enero de 2008 será variable en función del nivel de emisiones de CO2 por kilómetro recorrido.

Todavía no habíamos hablado de ello porque es una medida complicada de analizar, y probablemente hasta dentro de unos meses no sepamos cuáles serán sus consecuencias reales. De momento nos podemos ir haciendo algunas preguntas.

¿Es una mejora respecto al impuesto actual?

Actualmente, el impuesto varía en dos tramos: uno bajo para coches gasolina de cilindrada menor de 1.6 litros (o 2.0 si son diésel) y otro tramo para los que lo superan. De sobra sabemos que la cilindrada no equivale directamente a la potencia o a la contaminación, por lo que esta medida actual es bastante injusta. El nuevo impuesto se adapta mejor a la realidad, si bien es cierto que podría haberse ajustado mejor.

¿Serán ahora los coches más caros o más baratos?

En principio se espera que la mayoría de los coches que se adquieran (utilitarios y compactos de potencias no muy altas) bajen su precio. Por contra los coches más potentes y pesados pagarán más.

Ésto debería repercutir en una rebaja del precio para los consumidores, pero hay que tener en cuenta cómo puede jugar la industria con los precios: por ejemplo, imaginemos que una marca tiene un motor de 140 cv y otro de 150, y por coincidir en distintos tramos, la diferencia de impuestos son más de 1.300 euros, sumada a la diferencia “natural” de precio. Nadie pagaría una cantidad grande por tener únicamente 10 caballos más, por tanto esa marca puede decidir eliminar el motor de 150 o bien subir el precio del de 140.

¿Beneficia a los coches diésel o gasolina?

En principio, según se puede ver en todas las informaciones, sólo se tiene en cuenta el nivel de CO2, no de otros elementos contaminantes como las partículas. Y en este campo, los diésel contaminan menos.

Si no se ponderan los tramos con otros elementos contaminantes, los diésel podrían bajar su precio relativo respecto a los gasolina, al márgen de estrategias comerciales como las comentadas anteriormente.

¿Qué coches dejarán de pagar el impuesto de matriculación?

En gramos de CO2 por kilómetro recorrido, la tabla de impuestos queda así.

Menos de 120: 0%
120 – 160: 4,75%
160 – 200: 9,75%
Mayor de 200: 14,75%

Y estos son algunos ejemplos de coches que dejarán de pagar el impuesto, por tener su cifra inferior a 120:

  • Citroën C1 (en todas sus motorizaciones)
  • Renault Twingo 1.5 dCi 65 cv
  • Renault Clio 1.5 dCi 85 cv
  • Toyota Yaris 1.4 D-4D 90 cv
  • Ford Fiesta 1.4 TDCi 68 cv
  • Mini Cooper D 109 cv

Fuentes | Terra Motor y El Mundo Motor
En Motorpasión | Si contaminas más, pagas más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios