Publicidad

Así es el Hyundai Sonata de Yandex, un coche autónomo que hará de taxi sin conductor en Rusia

Así es el Hyundai Sonata de Yandex, un coche autónomo que hará de taxi sin conductor en Rusia
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Allá por el mes de marzo Hyundai anunció una colaboración con Yandex, el llamado Google ruso, para el desarrollo de coches autónomos y prometió mostrar este mismo año un prototipo de modelo equipado con tecnología de conducción pilotada. Y aquí está, en forma de Hyundai Sonata.

Tras varios meses de trabajo conjunto, ambas compañías han presentado este nuevo prototipo, que según Yandex ha tomado el Sonata como base puesto que el modelo permitía la integración de toda la tecnología necesaria para la conducción autónoma sin demasiadas modificaciones.

Yandex Hyundai Sonata coche autónomo
Yandex Hyundai Sonata coche autónomo

Las primeras pruebas con el modelo ya han tenido lugar en circuito cerrado, y el Sonata autónomo ha estado conduciendo por sí mismo y se ha puesto a prueba en diversas condiciones meteorológicas y en condiciones de tráfico simulado, junto a otros vehículos pilotados, como el Toyota Prius de Yandex que ya se puso a prueba en Las Vegas con motivo del CES 2019.

Próximo paso... las calles de Moscú

Ya desde agosto de 2018, Yandex permite en la ciudad rusa de Innopolis y en Skólkovo, "el Silicon Valley ruso", cerca de Moscú, pedir taxis sin conductor (aunque con un ingeniero en el asiento del copiloto, por motivos de seguridad) a través de una aplicación para teléfonos móviles. Moscú será el próximo paso y Yandex ya planea ofrecer también este servicio en la ciudad israelí de Tel Aviv.

Yandex Hyundai Sonata Autonomo
Yandex Hyundai Sonata Autonomo

El modelo coreano formará parte de una flota autónoma que Yandex espera alcance los 100 vehículos para finales de este año 2019, y a la que se sumarán en un futuro más modelos de Hyundai y Kia.

De momento Europa no está incluida en los planes de Yandex, ya que representantes de la compañía han asegurado que la legislación del viejo continente es demasiado conservadora en lo que respecta a permitir pruebas en vías públicas con coches autónomos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir