Publicidad

El nuevo exoesqueleto de Hyundai dará más fuerza a los operarios del futuro, pesa 2,8 kg y no usa baterías

El nuevo exoesqueleto de Hyundai dará más fuerza a los operarios del futuro, pesa 2,8 kg y no usa baterías
6 comentarios

Sin el avance de la tecnología la esfera del Motor no sería ni la mitad de apasionante de lo que es hoy, y eso atañe a la entera cadena de producción. Pero son los trabajadores industriales los que soportan un trabajo más exigente, y gracias a los llamados exoesqueletos, que se ven desde 2018 en la planta de Ford en Valencia, su labor es más segura.

El último avance en estos 'chalecos robóticos' lo hemos visto en Hyundai, cuyo chaleco exoesqueleto ha ganado el concurso internacional de diseño Red Dot Design Awards, capaz de proporcionar hasta 5,5 kilogramos de fuerza máxima.

Los avances en biomecánica

Large

El exoesqueleto de Hyundai está diseñado para prevenir lesiones por sobrecarga mientras avanza en el campo de la robótica: se usa como una mochila que pesa 2,8 kg y utiliza un eje policéntrico para proporcionar una fuerza extra a trabajadores de la línea de producción que necesitan trabajar con las manos sobre la cabeza, generalmente en la parte inferior de los vehículos en la línea de montaje.

El mecanismo, que no necesita de ninguna batería (de ahí que sea tan ligero) permite elegir hasta seis niveles de fuerza e imita el movimiento de los hombros y las articulaciones, adaptándose a los mismos ángulos de movilidad.

La firma surcoreana está considerando implementar este chaleco en las plantas de todo el mundo, y ya ha sido probado en sus plantas de Estados Unidos.

Según explican, los trabajadores que lo han probado han notado una reducción de la fatiga en los brazos y hombros y han visto aumentada la productividad, haciendo prescindibles a los robots colaborativos.

Hyundai también está trabajando en otro robot portátil liviano llamado exoesqueleto sin silla. Con él, los trabajadores pueden mantener fácilmente una posición sentada sin necesidad de que haya un taburete o silla debajo.

Un avance tecnológico que podría ser definitivo para las personas con problemas de movilidad o que no pueden andar.

En Motorpasión | Así fue como en 1917 la doctora June McCarroll introdujo las marcas viales para mejorar la seguridad de las carreteras

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios