Rolls-Royce camper, o el motor de avión que se convirtió en caravana tras seis años y 1.000 horas de trabajo

Rolls-Royce camper, o el motor de avión que se convirtió en caravana tras seis años y 1.000 horas de trabajo
5 comentarios
HOY SE HABLA DE

La fiebre del caravaning sigue en pleno auge y a veces encontramos verdaderas curiosidades: nuestra protagonista hoy es una pequeña y aerodinámica caravana artesanal concebida a partir de un motor de avión. Sí, has leído bien: el motor de un avión.

Su creador es un mecánico aeroespacial británico llamado Steve Jones y ha sido bautizada como VC10 Caravan Pod. Una vez la ha terminado y mostrado al mundo, todo el proceso de construcción está detallado en su página de Facebook, ha recibido varias ofertas de interesados en hacerse con sus servicios. Pero Jones no tiene ninguna intención de venderla: "Esto es para mí y mi familia, para disfrutar en los próximos años" explica a The Drive.

Así, esta caravana se convierte en una pieza única en el mundo, sumándose a otras rarezas con las que nos hemos topado como la Atomic Camper, cuyas formas imitan las de un misil nuclear, o esta preciosa furgoneta camper clásica concebida sobre una Bedford CA Dormobile que se subastó el año pasado.

De turbina Rolls-Royce a casa sobre ruedas con espacio para cuatro

The VC10 Caravan Pod, un motor de avión convertido en caravana

El motor Rolls-Royce utilizado para crear esta curiosa y mínima caravana pertenece a un Vickers VC10 de 1967, en concreto la unidad XV104 que estuvo al servicio de la Royal Air Force durante 45 años. Tras 38.383 horas de vuelo, este avión en concreto fue retirado en 2012 y uno de sus propulsores acabó en un desguace, propiedad de un conocido de Jones.

Y, ni corto ni perezoso, este mecánico británico se lo llevó a su casa para convertirlo en una pequeña casa rodante, valiéndose de su experiencia realizando conversiones de caravanas y autocaravanas.

The VC10 Caravan Pod, un motor de avión convertido en caravana
The VC10 Caravan Pod, un motor de avión convertido en caravana

En total, la concepción de esta VC10 Caravan Pod le ha llevado más de seis años, unas 1.000 horas de trabajo y una inversión de 3.500 libras (unos 3.900 euros al cambio). En las fotos publicadas en Facebook podemos ver cómo ha ido vaciando por completo el interior, para revestirlo en madera y posteriormente con fieltro. Además, también ha fabricado todo los muebles que esconde en su interior.

Así, la VC10 Caravan Pod dispone de una pequeña cocina con encimera, fregadero y dos fuegos de gas, que se asientan sobre un armario bastante generoso. También cuenta con un comedor con mesa y dos bancos corridos, que se convierten en una cama doble. Además equipa otras dos camas individuales abatibles e integra tomas de enchufe para pequeños electrodomésticos.

En la apertura delantera del motor Jones ha colocado una enorme mampara de cristal, a fin de que entre la mayor luz natural posible. Pero también tiene otra ventana abatible en la parte trasera, junto a la que va colocada la puerta. Además, la mitad del lateral puede abrirse justo en la zona del comedor.

Y parece que le ha cogido el gusto a utilizar motores de avión para montarse una casa con ruedas: en sus planes está hacerse con el propulsor de un Boeing 747 para convertirlo en otra caravana de dos pisos. Pero de momento, sigue firmando escapadas con su familia cada vez que puede...

En Motorpasión | Cómo construí mi propia furgoneta camper paso a paso: una historia de sueños y pesadillas por el amor de viajar a mis anchas | Cuándo compensa alquilar o comprar una autocaravana y una furgoneta camper. Guía para tomar la mejor decisión de todo el viaje

Temas
Inicio