Publicidad

Williams toca fondo: podría perderse el Gran Premio de Australia por irregularidades técnicas

Williams toca fondo: podría perderse el Gran Premio de Australia por irregularidades técnicas
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Que la pretemporada de Williams estaba siendo un desastre ya lo sabíamos, pero le acaba de llegar la puntilla. La FIA le ha enviado una advertencia por la que le recomienda alterar varias partes de su monoplaza para no incurrir en riesgo de penalización en el Gran Premio de Australia que se disputa en apenas diez días.

Lar partes cuestionadas del Williams son el espejo retrovisor y la suspensión delantera, ya que el resto de equipos han pedido aclaraciones a la FIA sobre la discutible legalidad de estos elementos en el Williams FW42.

Peligra la participación en el Gran Premio de Australia

Robert Kubica Test Pretemporada

En concreto el problema con el retrovisor está en que es cóncavo y tiene un soporte que redirige el flujo pero impide la visibilidad del piloto, algo que está terminantemente prohibido en las normas de la FIA. Este podría ser el menor de los problemas para Williams, que de hecho ya probó en Barcelona otra especificación de espejos acorde al reglamento.

Más complicada puede ser la reorganización de la zona de la suspensión delantera. Williams ha incorporado una particular interpretación del sistema de rótula que Toro Rosso y Mercedes ya mostraron anteriormente, y que consiste en elevar el punto de anclaje respecto a la rueda y cambiar el ángulo de los triángulos superiores. Esta elevación notable del brazo de la suspensión genera ciertas mejoras aerodinámicas.

Russell Test Pretemporada 2019

La FIA ha advertido a Williams que si no modifican estas dos irregularidades su coche podría ser declarado ilegal en Australia, negándoseles así la posibilidad de disputar el Gran Premio. Sería la primera vez que Williams se pierde una carrera de Fórmula 1 desde 1978, y posiblemente el punto más bajo de toda su historia.

A los problemas legales de Williams también se suman los problemas deportivos. El FW42 no pudo hacer su aparición en los test de Montmeló hasta el tercer día de entrenamientos, y desde entonces ha cerrado constantemente la tabla de tiempos y se ha destacado como el peor coche de toda la parrilla.

Kubica Russell Pretemporada Williams

El propio Robert Kubica, que regresa a la Fórmula 1 tras ocho temporadas de ausencia, reconocía tras los test que "vamos a ciegas a Australia. El coche está muy lejos de ser óptimo". Opinión a la que también se sumaba, aunque con más optimismo, el debutante George Russell, quien comentaba que "ahora estamos por detrás del resto pero confío plenamente en el equipo".

Lo cierto es que Williams está en una encrucijada histórica. Ha perdido el patrocinio de Martini, ha perdido los petrodólares de Stroll y definitivamente ha perdido la posición de segundo equipo de Mercedes en favor de Racing Point. En 2018, Williams ya consiguió la peor clasificación en el mundial de constructores de su historia, últimos y con solo siete puntos, lo que además le causó una gran pérdida económica en el reparto de beneficios. Si la cosa termina siendo como pinta, 2019 podría terminar de ahogar a una leyenda de la Fórmula 1.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir