Compartir
Publicidad
Publicidad

Sigue el "culebrón" Briatore: pedirá un millón de euros de indemnización por "manchar su reputación"

Sigue el "culebrón" Briatore: pedirá un millón de euros de indemnización por "manchar su reputación"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El péndulo viene de regreso. Cada día me convenzo más de que Briatore jamás imaginó que Piquet Jr. "destaparía la olla" del "piñagate". De hecho, probablemente no haya sido júnior sino su padre tricampeón el que dio el empujón final al ex Renault para montar la que montó. Y digo que no lo imaginaba porque tardó un poco en reaccionar... o no. Tras el primer ataque, el italiano respondió impulsando desde Renault un procedimiento por vía Penal contra ambos Piquet, y luego enviando una carta (pública) a Nelsinho.

Luego llegó la salida de Renault de Pat Symonds y Flavio Briatore y la sanción para ambos. La primera batalla la ganó Max Mosley pero un viejo zorro como Flavio no iba a rendirse tan fácilmente. Eso si, ha tenido la paciencia suficiente como para esperar un cambio en la dirección de la FIA, y ahora que Jean Todt es el nuevo presidente del organismo, el italiano cree que ha llegado su momento de poner los puntos sobre las íes, y su principal argumento para lograr la anulación es que la FIA estaba "claramente ciega, debido a un deseo excesivo de venganza personal" por parte de Mosley.
Así las cosas, el ex-dirigente quiere revertir la pena por manipulación de resultados en el GP de Singapur de 2008 de la que es víctima. El italiano ha conseguido (se realiza a pedido suyo) que el próximo 24 de noviembre se celebre una audiencia en París para intentar conseguir que el Tribunal de Gran Instancia de esa ciudad anule del veredicto que en su día lo apartó de las pistas. Lo anticipaba Alexuny hace un par de semanas: La venganza es un plato que se sirve muy frío, y ya entonces se perfilaban los futuros movimientos de Flavio. Lo que no estaba tan claro, es que su estrategia incluiría un reclamo a la FIA de un millón de euros por haber "manchado su reputación".

En su tentativa de defensa, Briatore ha echado mano de todas las armas a su alcance, e inclusive ha acusado a la FIA de saltarse la Convención Europea de Derechos Humanos, ya que "la decisión fue conducida y sometida al consejo por una sola persona, Max Mosley, que actuó a la vez como investigador, querellante y juez en el caso". El italiano afirma además que muchos de los procedimientos de la investigación del proceso son contrarios a las leyes francesas y al código internacional de la FIA.

De acuerdo con el periodico británico "The Guardian", el ex jefe de ingeniería de Renault Pat Symonds también se sumará al proceso impulsado por Briatore. Recordemos que Symonds recibió una pena menor que el italiano, ya que se le aplicó una prohibición por cinco años, y no vitalicia como en el caso de Flavio. Asimismo, para algunos especialistas en leyes deportivas internacionales consultados por The Guardian, la mayor sanción que la FIA puede imponer es la "descalificación", ya que a Briatore nunca se le exigió una licencia como mánager o agente de pilotos.

Foto | Tazio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos