Compartir
Publicidad

Sebastian Vettel: "Este es un mensaje para Charlie. ¡Que te jodan!"

Sebastian Vettel: "Este es un mensaje para Charlie. ¡Que te jodan!"
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Fórmula 1 vivió ayer uno de los finales de Gran Premio más polémicos de los últimos años. Las últimas vueltas en el Circuito Hermános Rodríguez dieron mucho trabajo a los comisarios de pista que decidieron en los despachos la tercera posición. Hasta tres pilotos tuvieron ayer en su mano el último puesto del podio.

La primera acción polémica tenía lugar a tres vueltas del final. Sebastian Vettel llegaba hasta Max Verstappen y le metía el coche. El de Red Bull -con neumáticos bastante maltrechos- se pasaba de frenada y se saltaba la curva. Una maniobra similar a la que Lewis Hamilton había hecho en la salida.

Por la radio, el equipo le decía a Verstappen que creían que iba a tener que dejar pasar a Vettel ya que podría haber ganado tiempo con esa salida de pista. Sin embargo, según argumentaba el propio Max, en ningún momento se le llegaba a confirmar al equipo desde dirección de carrera y por lo tanto tampoco a él.

Por tanto, las vueltas pasaban y el Red Bull seguía en su empeño de contener al Ferrari mientras que el malhumor de Sebastian Vettel iba en aumento. El alemán -como ya habitúa- se mostró muy activo en la radio. Llegó incluso a insultar al de las bebidas energéticas e incluso a dirección de carrera.

Max Verstappen cruzaba la línea de meta en tercera posición y como es habitual, subía a la antesala del podio a prepararse para recibir la ovación del entregado público mexicano. Sin embargo, dirección de carrera -esa a la que Vettel mandaba a tomar por esa palabra tan fea- sancionaba con cinco segundos a Verstappen por no ceder posición.

El enfado del de Red Bull era captado por las cámaras que recogían también cómo Nico Rosbeg y Lewis Hamilton tampoco salían de su asombro. El que parecía más relajado era Sebastian Vettel que tenía que correr para llegar a tiempo a la celebración del podio.

Vettel, también investigado

Sin embargo, la cosa no terminaba ahí. Charlie Whitting anunciaba también que investigaría a Vettel por una maniobra Daniel Ricciado. Mientras que Verstappen no dejaba pasar al Ferrari, su compañero de equipo llegaba por detrás. De hecho llegaba incluso a ponerse en paralelo pero tras un toque, se daba por vencido.

Según los comisarios el de Maranello había cambiado de dirección en más de una ocasión durante la frenada, una maniobra prohibida desde hace unos Grandes Premios. Aunque la decisión se hizo de rogar -y tras declarar los dos pilotos- los comisarios fallaron a favor del de Red Bull.

Con los diez segundos impuestos a Vettel, Ricciardo se hacía con la tercera posición. Y, aunque tarde, los de Maranello le hacían entrega del trofeo que le acreditaba como tal.

Una sucesión de hechos que han vuelto a levantar la polémica. Son muchos los especialistas que no comprenden por qué la acción de Verstappen fue sancionada y la de Hamilton en la primera curva no. Tampoco entienden por qué tardaron tanto de anunciarle a Red Bull que debía dejarle pasar y más aún por qué esperaron tanto a darle el tercer puestos a Ricciardo.

Un hecho polémico más en los últimos tiempos para una Fórmula 1 que trata de reinventarse.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos