Compartir
Publicidad

Red Bull RB6: el monoplaza más buscado de la parrilla

Red Bull RB6: el monoplaza más buscado de la parrilla
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el Gran Premio de España, Ferrari confió una parte de la mejoras en prestaciones a la utilización del F-Duct. El "invento" de McLaren es la pieza que todos los equipos están buscando implementar en sus monoplazas para conseguir las prestaciones que les faltan. Ferrari la estrenó al 100% en Montmeló, en Sauber ya funciona, en McLaren Mercedes GP siguen con su desarrollo que verá la luz en el GP de Turquía y Williams también está trabajando en ella.

Pero lo que quizás resulta más curioso es que tan sólo un equipo de los grandes, Red Bull, aún ni ha hecho un gesto en ese sentido. Ni pruebas en pista, ni supuestas fechas de estrena. Saben cómo funciona, lo están estudiando, y ¿qué?. No les hace falta. El Red Bull RB6 es un tiro y lo demuestra gran premio tras gran premio. Lástima que en algunas ocasiones la suerte no esté acompañando. Suena extraño decirlo pero dos victorias en cinco grandes premios suena a escaso botín.

Incluso suena extraño oir que de momento no utilizarán el F-Duct cuando, ya que si miras la tabla de velocidades máximas, te das cuenta de que el Red Bull RB6 es uno de los monoplazas con menor velocidad punta de la parrilla. Su alto downforce podría tener buena culpa. Durante el pasado Gran Premio de España, en calificación la distancia entre el Red Bull más rápido y el Ferrari más lento era de casi 9 km/h (velocidades máximas en calificación) , mientras que durante la carrera, la distancia se rebajó a 5 km/h (velocidades máximas en carrera).

Pero da igual. A pesar de lo anterior, Mark Webber rodó como un reloj y no estuvo al alcance de nadie. Igual que Sebastian Vettel. Sin los problemas en los frenos, el doblete hubiera sido un hecho. El secreto del RB6 está en su doble difusor, al igual que en 2009 pasó con Brawn GP. El mismo que en cada momento esconden celosamente una buena cantidad de mecánicos. Hacerle una foto a esa parte del monoplaza, cuando éste está parado, es casi misión imposible. Me viene a la cabeza el vídeo de pretemporada en el que Ferrari se afanaba por evitar que nadie, McLaren, mirara su doble difusor.

En Barcelona, Red Bull presentó una evolución del mismo. Las tres décimas de segundo que prometió Helmut Marko hicieron que durante la calificación la diferencia con el siguiente no Red Bull en la tabla se fuera hasta las 8 décimas. Un mundo cuando se habla de Fórmula 1.

El secreto o la magia de Adrian Newey y sus chicos (desde aquí rompo una lanza en favor del grupo de ingenieros que hay detrás del genio y que algo tendrán que ver en el desarrollo del monoplaza, digo yo) podría ser la reubicación de ciertos elementos mecánicos, al estilo Ferrari F10, para hacer más hueco al doble difusor y aumentar así su efectividad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos