Compartir
Publicidad
Publicidad

Nick Heidfeld no estaba muy feliz en el podium

Nick Heidfeld no estaba muy feliz en el podium
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

No sé si es una sensación mía o realmente la cara fue el espejo del alma, pero cuando Nick Heidfeld se bajó de su F1.08 al llegar a la zona de podium del Gilles Villeneuve el pasado domingo, lo que transmitía no era precisamente la felicidad de haber entrado en meta 2º. Estoy prácticamente convencido que Nick estaba pensando en esos momentos, que esa victoria podría haber sido la suya, la que lleva esperando desde hace 139 Grandes Premios.

Desde luego, las cosas hubieran sido bien diferentes si el monoplaza que se hubiera quedado detrás del piloto alemán tras su única parada no hubiera sido el de su compañero Robert Kubica. En la vuelta 29, Heidfeld paraba por primera y última vez en boxes y se incorporaba a la pista en una virtual primera posición, aunque disputándose la victoria, precisamente, con su compañero de equipo, Robert Kubica, que llegaba por detrás suyo a un mayor ritmo lógico al faltarle todavía una última parada.

Si no hubiera sido Robert, estoy convencido que Nick hubiera vendido muy caro el adelantamiento, consciente que si le daba pista libre a su rival, podría arrebatarle la tan soñada victoria. Pero su rival era Robert, y Nick apenas opuso resistencia cuando el polaco llegó a su estela y le adelantó en la vuelta 31. Y que no nos engañen, Nick sabe tapar huecos cuando quiere (que le pregunten a Fernando Alonso). De ese momento en adelante, lo que sucedió ya es historia: un magistral Kubica le metió 25 segundos en 18 vueltas a Nick (que se dice pronto) y se llevó la carrera, dando a BMW su primera victoria.

Pero siempre nos quedará la duda de saber si Nick hubiera firmado en Canadá su primera victoria si hubiera aguantado a Kubica como si fuera cualquier otro piloto. Vaya, como hizo después con Fernando Alonso, sin ir más lejos. Sus expresiones antes de subir al podium me dan a entender que él cree que sí, que podría haber ganado en Canadá. Oficialmente, sin embargo, no ha dicho ni mu.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos