Compartir
Publicidad
Publicidad

Michael Schumacher y su exceso de celo

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Durante la tercera sesión de entrenamientos libres del pasado Gran Premio de Australia, Michael Schumacher sufrió una pequeña salida de pista con su Mercedes AMG F1 W03. Normalmente tras estos sucesos, los pilotos tratan de volver cuanto antes a su box quizás tratando de encontrar cuanto antes una razón y en mayor medida, tratando de olvidar lo ocurrido.

Pero en el caso del alemán, tras la salida de pista su único objetivo fue evitar que los fotógrafos sacaran instanténeas de la parte inferior de su manoplaza. A pesar de estar ya con el casco en mano (y la moto esperándole), Michael Schumacher no duda en dirigir las maniobras de retirada de su monoplaza con el objetivo de evitar cualquier imagen de su monoplaza. Las cosas no terminan ahí ya que como si de un pastor se tratara, intenta ahuyentar a los fotógrafos allí presentes. El vídeo es más que explicativo.

Ya en parrilla, pudimos ver la típica imagen en la que un pelotón de mecánicos rodean la parte posterior del monoplaa evitando miradas indiscretas. El pasado año era Red Bull quien recurría a este sencillo método. Este año, Mercedes AMG, una de las sorpresas de la calificación, utilizó este sistema. Lástima que en carrera la flechas plateadas se diluyeran.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos