Compartir
Publicidad

Lewis Hamilton gana en el caos de Interlagos

Lewis Hamilton gana en el caos de Interlagos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Victoria de Lewis Hamilton bajo la lluvia en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1. El piloto de Mercedes se hacía con una importante victoria que le deja a doce puntos de su compañero de equipo Nico Rosberg, segundo. Tercero ha finalizado Max Verstappen.

Ya en el día de ayer todo el mundo en el paddock advertía que la carrera del domingo no iba a ser sencilla. En el radar meteorológico se veía venir la lluvia y, de hecho, los aguaceros no tardaban en bañar el circuito de Interlagos.

Desde dirección de carrera ante la que se avecinaba no tomaban una decisión acerca de la salida hasta pocos minutos antes del arranque de la carrera. De hecho, lo hacían para retrasar la salida diez minutos y anunciar que lanzarían tras el coche de seguridad. Esta decisión era presagio de lo que estaba por llegar.

A la hora marcada los pilotos partían tras el coche de seguridad que se mantenía en pista siete vueltas. Con la bandera verde ya ondeando en el circuito Lewis Hamilton ponía tierra por medio con Nico Rosberg. Por detrás Max Verstappen venía desatado y una curva le bastaba para quitarse del medio a Kimi Raikkonen -tercero.

Ap 1q5n154m12111 F1 Grand Prix Of Brazil

A pesar de que aún había mucha agua en pista, Kevin Magnussen entraba a boxes a montar el neumático intermedio y poco después eran varios los pilotos que le seguían. Entre ellos Fernando Alonso justo después de hacer un trompo tras pisar los exteriores de la pista.

En la vuelta 13, Marcus Ericsson perdía el control de su Sauber y se estrellaba contra el muro. A pesar de que intentaba llegar hasta el pitlane, se quedaba parado en la entrada bloqueando el paso. Aunque eso no era impedimento para Max Verstappen que entraba a montar el intermedio en cuanto los comisarios mostraban el cartel de coche de seguridad.

Dirección de carrera no tardaba en cerrar el pitlane para evitar situaciones de peligro como la del joven de Red Bull. Aun así, su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, entraba a cambiar de neumáticos. A pesar de alegar que tenía un pinchazo, nada le libraba de los 5 segundos de sanción que le imponían los comisarios.

El coche de seguridad se mantenía en pista hasta la vuelta 20 aunque la acción no duraba mucho. Kimi Raikkonen perdía el control del Ferrari y terminaba contra el muro. Dirección de carrera optaba entonces por parar la carrera con tan solo 21 vueltas disputadas.

Tras varios minutos de críticas por parte de los pilotos y de los aficionados en el circuito. Charlie Whiting volvía a sacar los coches a pista tras el coche de seguridad. Las vueltas pasaban y Bernd Maylander -piloto del safety car- seguía al frente hasta que en la 29º vuelta volvían a parar la carrera.

Por momentos parecía que la carrera iba a terminar así y que tan solo se repartirían la mitad de los puntos. Pero tras varios minutos de espera y de que la lluvia diese un poco de tregua, la carrera se relanzaba nuevamente tras el coche de seguridad pero, en esta ocasión, no tardaba en dejar vía libre a la competición.

Una vez más Max Verstappen estaba atento a la jugada y se quitaba del medio a Nico Roberg para hacerse con la segunda posición. Pero, una vez más, Red Bull optaba por montar el compuesto intermedio. Durante la bandera roja -y para evitar accidentes de gravedad- Pirelli instaba a los equipos a salir con los neumáticos de lluvia extrema por lo que los de las bebidas energéticas no tenían más opción que montar las ruedas marcadas de azul.

También ponía los intermedios un Felipe Massa que se depespedía en Brasil de su público. Sin embargo la alegría no le iba a durar mucho. En el mismo punto en el que Ericsson se había accidentado, Massa terminaba contra el muro. Decepción absoluta del piloto brasileño que se bajaba del coche muy emocionado saludando a su público.

Nuevamente, el safety car volvía a hacer acto de presencia mientras que los comisarios retiraban el coche de la pista. A pesar de las condiciones con la carrera una vez más lanzada, Lewis Hamilton conseguía mantener la primera posición hasta la bandera a cuadros sumando la 52º victoria de su carrera deportiva.

Nico Rosberg terminaba segundo y sigue siendo el favorito al título. Con doce puntos de ventaja el alemán no debería tener problemas para llevarse su primer Campeonato del Mundo pero en Fórmula 1 nunca se sabe.

La tercera posición era para un Max Verstappen que durante el último periodo de safety car tenía que volver a boxes para volver a montar los neumáticos de lluvia extrema. Aun así, el ritmo del Red Bull era impresionante y ningún piloto le conseguía poner resistencia.

Ap 1q5a1897s1w11 F1 Grand Prix Of Brazil Qualifying

Por detrás Sebastian Vettel cruzaba quinto por delante de un Carlos Sainz que, por momentos, parecía que podía mantener la cuarta posición en la que se encontraba tras la última relanzada. Pero el Toro Rosso no estaba a la altura ni siquiera bajo la lluvia.

Algo similar a lo que le sucedía a Fernando Alonso. El McLaren Honda no sólo no es rápido en seco. En mojado tanto el asturiano como Jenson Button han sufrido para mantener el coche en los límites de la pista. Fernando, a pesar de todo, conseguía llevarse un punto.

Impresionante trabajo en este Gran Premio también de Felipe Nasr que con su novena posición consigue que Sauber adelante a Manor en el Campeonato de Constructores. De terminar así, esto supondría una importante suma de dinero para el equipo dirigido por Monisha Kaltenborn.

A falta de una carrera para el final de la temporada, aunque Nico Rosberg lo tiene más fácil que Lewis Hamilton, cualquiera de los dos pilotos de Mercedes pueden ganar. Dos semanas para el Gran Premio de Abu Dabi en el que, por fin, tendremos un nuevo ganador.

Más información | Resultados completos

También en Motorpasión | Así es la parrilla 2017 de Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos