Compartir
Publicidad

La victoria más amarga de Felipe Massa

La victoria más amarga de Felipe Massa
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las mejores carreras de mi vida. Y diría que una de las más emocionantes en muchos años. Si el año pasado el GP de Brasil nos deparó una carrera de infarto, este año ha sido de parada cardíaca. Lluvia, adelantamientos en la última curva y un campeonato del mundo de Fórmula 1 en juego. Emoción en estado puro.

Y el triste protagonista de este emocionante final ha sido Felipe Massa. Es duro ver celebrar a un piloto la victoria en su país sabiendo que ha perdido el campeonato del mundo en la última curva. Además, no lo ha perdido por él, sino que lo ha perdido por los errores de otros, que aún duele más.

¿Ha sido Hamilton el merecido campeón? Pues no sabría decirlo, pero lo que sí tengo seguro es que el piloto brasileño no merecía una derrota tan amarga. Y lo dice uno que nunca ha sido seguidor de Massa y lo ha criticado cuando había que criticarle.

Felipe lo había hecho todo. Consiguió la pole position el sábado y ha ganado la carrera con bastante autoridad. Su trabajo estaba hecho, sólo faltaba ver si la diosa de la fortuna le acompañaba y el piloto inglés cometía algún error o los que venían por detrás le ayudaban en su cometido.

Kovalainen se ha hundido en el pozo y poco ha podido hacer por su compañero, dejándolo a su suerte durante casi toda la carrera. Raikkonen ha aguantado el tipo y ha mantenido la tercera posición al final de la carrera como buen escudero del brasileño. Alonso no ha molestado a los que se estaban jugando el campeonato y Sebastian Vettel se ha convertido en inesperado juez.

Se mascaba la tragedia en McLaren. Ferrari disfrutaba viendo como Lewis Hamilton era adelantado por Vettel, relegándolo a la sexta posición, insuficiente para ganar el campeonato de pilotos. Tres vueltas de infarto viendo como un claramente inferior Toro Rosso aguantaba las embestidas del MP4-23 del piloto inglés.

Todo estaba hecho. Felipe Massa tenía el primer puesto en el bolsillo. La presión de Fernando Alonso era completamente nula y rodaba a un mundo del brasileño, Sebastian Vettel por delante de Hamilton y éste rodando en sexta posición. No podía salir nada mal. Hasta que han llegado al último sector y han dado caza al Toyota de Timo Glock.

Pero Vettel no ha sido el juez que da el martillazo al final de cada juicio, el verdadero juez ha sido otro joven alemán, un inesperado Timo Glock. Cuando en el box de Ferrari todos celebraban la victoria del brasileño, el alemán no sabemos que ha hecho, pero se ha visto sobrepasado por Vettel y Hamilton en la última curva, o eso es lo que creo, puesto que la realización de la Fórmula 1 no ha dado más detalles.

Con esta última triquiñuela del destino, Vettel pasaba a ser cuarto y Hamilton quinto, raspando los puntos necesarios para ser Campeón del Mundo. Un sólo punto ha separado al final del campeonato a ambos contendientes. ¡Un sólo punto! Igual que el año pasado.

En fin, una carrera de las que hacen afición. Un título conseguido en la última vuelta y en el último suspiro. Merecido o no, Lewis Hamilton es el campeón más joven de la historia y Massa pasará a la historia como aquel que se quedó en las mieles del éxito en su propia casa. Viva la Fórmula 1 y vivan los momentos que nos hace vivir. A mí casi me da un infarto en la última vuelta…

Foto | Formula1.com
En MotorPasion | Lewis Hamilton, Campeón del Mundo de Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio