Compartir
Publicidad
Publicidad

Kimi Räikkönen y Ferrari: el fichaje por el que nunca habríamos apostado

Kimi Räikkönen y Ferrari: el fichaje por el que nunca habríamos apostado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Resuelto el enigma: Kimi Räikkonen se unirá a Ferrari en 2014 para compartir equipo con Fernando Alonso. Dos pilotos con el único deseo de ganar. "Dos gallos en el mismo corral", que dirían algunos. Hace meses nadie habría apostado por este movimiento, pero con la F1 nunca se sabe y Ferrari ha sido el único equipo capaz de dar a Kimi lo que quiere.

Kimi Räikkönen no salió de la mejor forma de Ferrari. A finales de 2009 ambas partes rescindieron el contrato que les unía por una temporada más, dando paso a la llegada de Fernando Alonso a Maranello. Kimi se llevó una buena suma de dinero y probó suerte en rallyes y en la NASCAR Truck, pero nada igualó lo que el finlandés sentía a bordo de un Fórmula 1.

La Fórmula 1 echaba de menos a Kimi. A finales de 2011 se empezaron a rumorear negociaciones entre Williams y el finlandés. El río sonaba. El equipo de Grove no podía satisfacer las necesidades financieras ni deportivas del expiloto de McLaren, y Lotus tomó la delantera en las conversaciones. El contrato quedó firmado y Räikkönen se unió a Romain Grosjean en el equipo anglofrancés.

Desde que Kimi volvió a la F1, su labor ha sido impecable. Hasta que lo hizo en el pasado Gran Premio de Bélgica, el finlandés había puntuado en todas las carreras entre 2012 y 2013. Ni un solo abandono desde 2009, y regularidad. Räikkönen no ha fallado, pero en Lotus no están en su mejor momento. La crisis mundial golpea a la Fórmula 1 y no puede hacerse frente a las necesidades del campeón del mundo de 2007. Ni el salario, ni las primas ni la seguridad de tener un coche competitivo son fácilmente asumibles por cualquier equipo de la parrilla, y menos por una formación con problemas financieros.

Kimi volvió en 2012 para ganar, y eso es lo que quiere hacer. Las negociaciones con Red Bull no llegaron a buen puerto y la otra alternativa para tener un buen coche era Ferrari. Desde Maranello querían cambios para asaltar el título de constructores el año próximo, y Kimi, junto a James Allison, han sido los primeros.

Ferrari tendrá dos pilotos líderes, campeones, y con ganas de sumar campeonatos. Alonso partirá con ventaja, pero ya conocemos a Kimi: él quiere ganar y olvidarse de todo lo demás. Ambos exigen un buen coche, y el equipo de Maranello trabaja para dárselo. De lo contrario, cuando alguna oportunidad se presente sobre sus mesas, alguno de los dos podría marcharse.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos