Compartir
Publicidad

Ha muerto Niki Lauda, leyenda de la Fórmula 1

Ha muerto Niki Lauda, leyenda de la Fórmula 1
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Andreas Nikolaus Lauda, Niki Lauda, ha fallecido a los 70 años. El tricampeón del mundo de Fórmula 1 acusaba un empeoramiento de su estado de salud desde el pasado verano, cuando se sometió a un trasplante de pulmón.

Ya en enero de este año volvió a ser hospitalizado por haber contraído una infección en las vías respiratorias que se sumaron a los problemas renales que arrastraba tras los trasplantes que se le practicaron en 1997 y 2005, que le obligaron a recibir diálisis hace apenas unos días.

Niki Lauda 1975 Niki Lauda en el Gran Premio de Gran Bretaña, 1975. Foto: Kenneth J. Gill

Niki Lauda nació el 22 de febrero de 1949 en Viena (Austria), en el seno de una familia propietaria de fábricas de papel, y a los 19 años decidió que no seguiría el camino de su familia. Fue entonces cuando entró en el mundo de la competición, para participar en en Fórmula V y en Fórmula 3.

En 1971, Niki Lauda debutó en la Fórmula 1 de la mano de March, en el Gran Premio de Austria, aunque no pudo finalizar la carrera debido a problemas con su monoplaza. Su suerte cambió en 1974, tras fichar por Ferrari. Obtuvo su primera victoria en el Gran Premio de España, en el Circuito del Jarama, de aquel año.

El día que cambió la vida de Niki Lauda

Fue campeón del mundo en 1975 y 1977 para la escudería Ferrari y, en 1984, consiguió el triunfo para McLaren. Además fue subcampeón en 1976 y obtuvo una cuarta posición en 1974 y 1978. Su último triunfo lo logró en el Gran Premio de los Países Bajos de 1985.

Pero si hay un hecho que marcó la vida de Niki Lauda, sin duda este fue el gravísimo siniestro que protagonizó durante el Gran Premio de Alemania, en el Circuito de Nürburgring, el 1 de agosto de 1976.

El piloto austriaco perdió el control de su Ferrari cuando apenas habían transcurrido dos vueltas de la carrera, debido a lo mojado que estaba el asfalto por la lluvia. El Ferrari que pilotaba se incendió, y el piloto tuvo que ser trasladado al hospital con quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo, incluyendo buena parte de su rostro.

Pese a eso, seis semanas más tarde regresó a la pista de Monza, en el Gran Premio de Italia, y terminó la temporada como subcampeón, a solo un punto de su rival James Hunt, tras una épica decisión que lo alejó del Gran Premio de Japón, donde se decidió el triunfo.

A lo largo de su carrera en la máxima categoría pilotó para las escuderías March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren, acumulando 25 victorias y 54 podios, de un total de 173 carreras disputadas por el piloto austriaco.

Más allá de las pistas, Niki Lauda hizo carrera como empresario, aunque sus resultados fueron discretos. En 1978 fundó una compañía de vuelos privados, Lauda Air, que vendió en 2001, y dos años más tarde creó FlyNiki, una aerolínea low-cost cuya actividad cesó en 2017. Ya en 2018, se hizo con Amira Air para constituir Laudamotion, compañía que fue adquirida el pasado verano por Ryanair.

En 2013, Ron Howard inmortalizó la progresión de Niki Lauda y su duelo con James Hunt en la película 'Rush', que si bien no es un retrato fiel de la vida de estos dos pilotos, sí que permite acercarse a una de las etapas doradas del automovilismo y disfrutar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio