Compartir
Publicidad

GP de España 2010: Las piedras pudieron ser la causa de los incidentes de Sebastian Vettel y Lewis Hamilton

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Aunque el problema sufrido en los frenos por Sebastian Vettel, a priori, no tiene nada que ver con el accidente que tuvo Lewis Hamilton, parece que podrían tener algún tipo de relación. Para explicar ambos, las escuderías han encontrado un protagonista común, las piedras procedentes de las puzolanas del Circuit de Catalunya.

En el caso de Lewis Hamilton, una vez que Bridgestone ha afirmado que no fue un problema del neumático, los primeros indicios apuntan a que una piedra se quedó encajada entre la llanta y el neumático, produciendo que finalmente la goma se desintegrara y que el británico acabara impactando contra las protecciones.

A pesar de que el próximo gran premio, en Mónaco, es este próximo fin de semana, la parte afectada ha sido enviada a Woking para su estudio. Algo que tendrán que hacer también en Red Bull ya que los problemas en los frenos podrían estar originados por la misma causa.

Tras terminar la carrera, Christian Horner adelantó que las piedras podrían haber tenido la culpa de los problemas en los frenos de Sebastian Vettel y que tras inspeccionar el disco de freno al final de la carrera podían decir que éste estaba dañado.

Y como no hay dos sin tres, hubo un tercer piloto al que le pudieron afectar las dichosas piedras. Rubens Barrichello se quejó al final de la carrera de una vibración en su monoplaza tras sufrir un impacto en la parte delantera izquierda de su monoplaza. Tras él, su equipo le pidió que redujera el ritmo, por si las moscas.

Vía | ESPN F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos