Compartir
Publicidad

Ecos del Gran Premio de Europa: una carrera aburrida

Ecos del Gran Premio de Europa: una carrera aburrida
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quiero pensar que esperábamos tantísimo del Gran Premio de Europa en el Valencia Street Circuit, que lo que vimos el domingo en una carrera de lo más sosa nos ha sabido a todos a bien poco. Soñábamos con adelantamientos, Safety Cars, emoción y "que pasaran cosas", y si no llega a ser por la salsa agridulce que le puso Kimi Raikkonen al final, el tono de la carrera al completo hubiera sido demasiado pobre.

La prensa internacional también ha recogido en sus titulares y artículos lo que fue sin duda una de las decepciones del año vistas las expectativas que se habían despertado escuchando hablar maravillas del trazado valenciano y sus opciones de adelantamiento. Incluso en la prensa española abundan palabras como "aburrido", "procesión" o "no pasó nada excepto lo que no tendría que haber pasado: el abandono de Alonso".

Los tres pilotos del podium mantuvieron exactamente el mismo orden que ocupaban en la parrilla de salida, y si no llega a ser por el desastre de Kimi Raikkonen, es posible que pudiéramos haber ampliado esa estadística a los cinco primeros clasificados. En total hubo sólo 4 adelantamientos en pista, todos ellos en la cola, siendo David Coulthard el único capaz de adelantar dos veces en Valencia: a Barrichello y Piquet. Sin duda, no es una muy buena señal. Pero no nos quedemos aquí: vamos a intentar escarbar un poquito más.

¿El problema es realmente el circuito o la dichosa aerodinámica de los monoplazas de Fórmula 1? Sinceramente, habiendo visto las carreras del resto de categorías en este circuito, no me cabe la menor duda que el Valencia Street Circuit es un circuito que propicia carreras realmente bonitas, y me sabe muy mal que la imagen que se vaya a llevar todo el mundo sea del aburrimiento de la carrera de F1. A ver si el año que viene cambia la historia, o como avisó Pedro De La Rosa, tampoco habrán muchas más posibilidades de adelantar que este año. Esta vez espero de verdad que Pedro se equivoque, algo que no suele hacer demasiado a menudo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos