Bandera a cuadros: Gran Premio de Japón

Bandera a cuadros: Gran Premio de Japón
Sin comentarios

Después de haberme saltado por completo el "Bandera a cuadros" del Gran Premio de Singapur (perdón), vuelvo a la carga con el de Japón. De entrada, manifestar mi inmensa alegría por volver a tener a un circuitazo como Suzuka entre nosotros. Si no es exigente ya de por sí, los pilotos tenían reservada otra ingrata complicación que les trajo de cabeza: unos neumáticos excesivamente duros que no ligaban con el nuevo asfalto del circuito japonés. Y como a perro flaco todos son pulgas, los libres del viernes, elementales para reglar los monoplazas en estas circunstancias, estuvieron pasados por agua. No empezaba mal del todo el fin de semana.

No suelo hablar de la clasificación en esta sección, pero me gustaría hacer un comentario al respecto de lo vivido el sábado al final de la Q2. Hubo determinados pilotos que no levantaron el pie en el tramo con bandera amarilla por el alerón desprendido de Buemi, y gracias a ello pasaron a la definitiva Q3. Posteriormente, estos pilotos fueron penalizados con 5 posiciones en parrilla. Lectura peligrosa de este detalle: si un coche con posibilidades de estar delante en clasificación vuelve a estar en apuros al final de la Q2 y aparece una bandera amarilla, no hay que levantar el pie, porque haciendo un 2º, por ejemplo, puedes salir 7º, y si levantas el pie te quedas fuera del top ten. No me gustó en absoluto. La seguridad es algo muy serio cuando hay un accidente en pista.

Pero vayamos a la carrera en sí. La verdad es que para ser Suzuka, la cosa nio tuvo demasiada historia. Con Fernando Alonso tan atrás, a muchos nos vino a la memoria aquella increíble remontada de la mano de Kimi Raikkonen en 2005. Pero ni por asomo este Renault es aquel R25, y mucho tuvo que poner de sí Fernando para acabar en una meritoria pero nada productiva 10ª posición. Suerte que el rojo futuro de Fernando pinta cuanto menos esperanzador, porque si no se iba a hacer muy duro este final de campeonato. Ya que estamos en Ferrari, un comentario rápido sobre Fisichella: ha mejorado lo de Badoer, pero yo esperaba muchísimo más del italiano.

La victoria de Sebastian Vettel fue absolutamente incontestable. Si el Red Bull vuelve a funcionar, podemos tener un final de temporada algo más animado de lo que pintaba hasta antes de Japón. Sobre todo, porque parece que Button sigue sin levantar cabeza. En Suzuka creo que el inglés tuvo mucha suerte de acabar justo detrás de Barrichello y perder sólo un puntito, porque la cosa pintaba bastante peor.

Sea como sea, si Button acaba siendo Campeón del Mundo, como parece ser, sin duda lo añadiremos al grupito de campeones de clase B, porque desde luego está demostrando muy poco desde que se acabó su racha arrolladora de triunfos al inicio del campeonato. Es lícito afrontar las carreras defendiendo la renta, pero es que Button está viviendo de los fallos y la irregularidad del resto de "rivales" más que de su defensa inteligente de la abultada ventaja en la tabla. No recuerdo un bajón de rendimiento tan grande en ningún otro campeón, sinceramente. Pero vaya, si consigue el título será gracias a que lo hizo muy pero que muy bien a principio de año, que tampoco es un regalo caído del cielo.

Jarno Trulli

Para terminar, destacar por lo sorprendente y genial la segunda posición de Jarno Trulli. Que en Singapur el Toyota fuera bien con lo particular que es ese circuito podía pasar, pero verlo tan arriba en clasificación en un trazado tan selectivo como Suzuka sonaba a marketing en tierra japonesa. Pero nada de eso. Trulli se merendó a Lewis Hamilton por puro ritmo de carrera, y eso dice mucho de lo bien que funcionaron coche y piloto el pasado domingo. Bravo por Jarno. Y que no se me olvide: una auténtica lástima lo de Jaime Alguersuari. Parecía que terminaría su primera carrera sin ser doblado, y llegó el escalofriante accidente a la salida de 130R. Suerte que todo se quedó en un susto.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio