Compartir
Publicidad
Publicidad

Mikko Hirvonen coge la bici y Carlos Sastre el Focus RS

Mikko Hirvonen coge la bici y Carlos Sastre el Focus RS
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado viernes en el Circuito del Jarama tuvo lugar uno de esos intercambios de monturas entre deportistas de distintas especialidades, algo bastante habitual cuando llegan los finales de temporada. En esta ocasión el piloto de rallyes Mikko Hirvonen, subcampeón del Mundo de rallyes y ganador de 11 pruebas del mundial y el ciclista español Carlos Sastre, ganador del Tour de Francia se intercambiarlon las monturas.

Primero Mikko Hirvonen puso en marcha un espectacular Ford Focus RS de calle para dar tres vueltas rápidas al trazado madrileño con Carlos Sastre como copiloto. El ritmo no era precisamente bajo, tal y como se puede ver en la foto en la que las ruedas de 19 pulgadas echaron humo en las curvas.

A continuación Hirvonen se ha sentado en el asiento del copiloto mientras Carlos Sastre se ponía al volante del Focus RS. El piloto finlandés le explicó los pequeños secretos que tiene llevar un coche de 305 caballos y tracción delantera en un circuito de velocidad.

Mikko Hirvonen y Carlos Sastre en bici sobre el Jarama

Nada más terminar la tanda con el Focus RS, ambos deportistas se enfundaron maillot y coulotte para dar un giro completo a la pista madrileña con sendas bicicletas comentando las dificultades que ambos se encuentran cuando compiten en la carretera. En este punto, Sastre ayudó continuamente al finlandés a entender cómo aprovechar al máximo las fuerzas utilizando adecuadamente el cambio de platos y piñones.

El circuito se convirtió en un improvisado trazado de una etapa de ciclismo, en la que Hirvonen comprobó en directo la importancia de trazar bien y de aprovechar la velocidad que exigen los virajes de final de recta hasta las curvas de Le Mans, qué hacer ante un puerto de montaña representado por la rampa Pegaso.

La importancia de la aerodinámica en la bajada rápida entre las eses de Portago y Bugatti, cómo pasar la montaña media antes de llegar hasta la curva de Monza y la velocidad máxima que hay que buscar al entrar en la curva del túnel para enfocar posteriormente a fondo la recta principal del circuito fueron algunas de las técnicas que Sastre el descubrió a Hirvonen.

Está claro que ambos deportistas son muy rápidos en cada una de sus disciplinas, por algo son dos de los mejores del mundo, pero por muy rápido que seas al volante o por mucho que se te de bien combinar a la perfección platos y piñones, siempre se puede aprender algo de otras disciplinas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos