Publicidad

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

Ford Tourneo Courier, toma de contacto
14 comentarios
HOY SE HABLA DE

Durante el pasado Salón de Ginebra, en el mes de marzo, el fabricante Ford mostró por primera vez su nuevo Ford Tourneo Courier, un industrial ligero de cinco plazas ideado para un uso a modo de monovolumen, que según la marca está enfocado a conductores activos y dinámicos, y en especial a familias que busquen tanto habitabilidad como espacio de carga.

El Tourneo Courier, que completa la oferta de la familia Tourneo (Courier, Connect y Custom), se ofrece con un motor de gasolina y dos diésel, y nosotros ya lo hemos probado por primea vez en la presentación a la prensa que la marca organizó la semana pasada en las inmediaciones de Frankfurt, Alemania.

Como sabemos, la gama Tourneo está compuesta por diversas variantes, diferentes en función de su longitud, número de plazas y volumen de carga. La versión Courier es la más pequeña, con 4,16 metros de largo, y ofrece cinco plazas. Si necesitamos 7, 8 ó 9 asientos, deberemos optar por las versiones más grandes, Grand Tourneo y Tourneo Custom.

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

A diferencia de su hermano mayor el Tourneo Connect, que se fabrica en territorio nacional, concretamente en la planta de Ford en Almussafes, Valencia, el Tourneo Courier se produce en Turquía. Su llegada al mercado español está prevista para el mes de junio de este mismo año 2014, aunque algunas funcionalidades como el AppLink llegarán algo más tarde.

Ford prevé comercializar en España en torno a 500 unidades del Tourneo Courier en lo que queda de año 2014, a razón de unas 80 mensuales, aunque ya para 2015 tiene esperanza de doblar esa cifra, hasta un total de 1.000 unidades anuales. Aproximadamente el 96% de los vehículos que se comercializan en este subsegmento montan motores turbodiésel, con apenas un 4% de motores de gasolina.

Esta furgoneta convertida en turismo está basada en la misma plataforma que el Ford Fiesta o el Ford B-Max, y se trata de la apuesta de la marca en un subsegmento muy particular, en el que en España apenas tiene unos pocos competidores como el Citroën Nemo, el Peugeot Bipper o el Fiat Qubo, que se repartan el mercado de forma casi equitativa, y todos ellos se comercializan a través de las redes de vehículos comerciales o profesionales de las respectivas marcas.

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

Diseño e interior

Afortunadamente, la estética del Ford Tourneo Courier es infinitamente más atractiva y acertada que la de sus rivales, ya que cuenta con el frontal típico de los últimos modelos de la marca, algo que lo hace más apetecible para un cliente particular. Su aspecto, en general, se aleja ligeramente del concepto de vehículo industrial que tenemos, a pesar de su altura.

Además de por su frontal, destaca también por las puertas traseras correderas (en ambos lados), que permiten un acceso cómodo a la parte trasera del habitáculo. Se abren con facilidad, pero una vez abiertas y fijadas, hace falta ejercer bastante fuerza para volverlas a cerrar (al menos en las unidades probadas, que eran nuevas).

Uno de los puntos fuertes del Tourneo Courier, para el que lo utilice como coche familiar, es precisamente el amplio maletero, que tiene un volumen de 395 litros (hasta la bandeja) ó 708 litros (hasta el techo), ampliable a 1.650 litros abatiendo la banqueta trasera. Además, incorpora una bandeja ajustable en altura que permite compartimentar la zona de carga.

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

El habitáculo cuenta también con un montón de compartimentos portaobjetos, en puertas, consola, e incluso una bandeja de plástico colocada en el techo, sobre las cabezas de los ocupantes delanteros, que permite depositar objetos no demasiado pesados.

En lo que a materiales se refiere, el Courier luce plásticos duros en su interior y el aspecto de la consola y del cuadro de mandos, así como la disposición de los mandos, es como en un Ford B-Max. La generosa luna delantera permite además una visibilidad frontal muy buena. Gracias a grandes retrovisores, la trasera también lo es, aunque de forma opcional se puede equipar la cámara de marcha atrás.

Destaca también por incorporar tecnología de Ford como el Ford Sync, con AppLink y asistente de emergencia (SOS), o control electrónico de estabilidad de serie con asistencia de arranque en pendiente o asistente de frenada de emergencia, así como seis airbags, sensor de presión de neumáticos o avisador de cinturones de seguridad (a partir de 20 km/h).

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

Gama, motores y precios del Ford Tourneo Courier

En el mercado español el Ford Tourneo Courier se ofrecerá con dos acabados, Trend y Titanium. Todas las versiones equipan de serie el sistema Start/Stop de arranque y parada automática del motor, aunque de forma opcional, y con sobrecoste, se puede eliminar de la dotación de fábrica.

El nivel de acceso o Trend incluye paragolpes, retrovisores, y tiradores de las puertas en color de la carrocería, cristales tintados, retrovisores termoeléctricos, faros antiniebla, radio CD con USB y bluetooth, My Ford Dock (sujeción para smarthphone o navegador en la consola), volante de cuero y control de crucero, entre otras cosas.

La variante Titanium, la más equipada, suma a todo lo anterior las llantas de aleación de 16 pulgadas, cristales de privacidad, raíles de techo, sensores de lluvia y luces, aire acondiciionado, tapicería Titanium y pomo de la palanca de cambios en acabado cromado.

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

La oferta de motorizaciones está compuesta por un 1.5 Duratorq TDCi diésel de 75 CV y 190 Nm de par motor máximo (3,9 litros a los cien kilómetros y 103 g/km de dióxido de carbono), un 1.6 Duratorq TDCi de 95 CV y 215 Nm de par máximo (3,7 litros y 97 g/km) y un 1.0 Ecoboost turboalimentado de gasolina, de 100 CV y 170 Nm, con un consumo medio de 5,2 litros a los cien y unas emisiones de 119 g/km de dióxido de carbono.

La promoción de lanzamiento del Tourneo Courier contempla un descuento de 1.000 euros, paquete Techno Sync de regalo (valorado en 800 euros) y 1.400 euros de descuento adicional si financiamos, a lo que se podría sumar también el Plan PIVE. Los precios (PVP) de la gama al completo, IVA y transporte incluídos (sin descuentos aplicados), son los siguientes:

  • Tourneo Courier 1.0 Ecoboost Trend: 16.380 euros
  • Tourneo Courier 1.5 TDCi Trend: 17.780 euros
  • Tourneo Courier 1.0 Ecoboost Titanium: 17.530 euros
  • Tourneo Courier 1.6 TDCi Titanium: 19.530 euros
Ford Tourneo Courier, toma de contacto

Primer contacto

Desde un primer momento el Tourneo Courier resulta ágil en ciudad, a pesar de su voluminosidad, ya que no es muy largo. Si a esto sumamos la visibilidad de la que ya hemos hablado, es un vehículo adecuado para un uso urbano. Fácil de maniobrar y agradable de conducir.

La dirección, de cremallera y con asistencia eléctrica, tiene 2,6 vueltas entre topes y un tacto correcto. Resulta especialmente agradable la caja de cambios manual de cinco velocidades, de funcionamiento suave. Esto, en un modelo que te hace recurrir al cambio con frecuencia, es una buena noticia.

El motor Ecoboost tricilíndrico, del que ya conocemos sus bondades en otros modelos, funciona bien en el Tourneo Courier, aunque no resulta especialmente enérgico. Es a partir de 1.500 vueltas cuando empieza a empujar con algo más de énfasis, aunque nos obliga a llevarlo a un régimen relativamente alto si queremos tener respuesta cuando la necesitemos. Obtuvimos un consumo de ordenador levemente superior a los 7 litros, en una ruta de unos 100 kilómetros, con autovía y carreteras secundarias.

Ford Tourneo Courier, toma de contacto

En este sentido, y si vamos a circular a plena carga, quizá sea más recomendable una motorización diésel. Incluso la de acceso, de 75 CV, aún siendo menos potente, tiene 20 Nm adicionales de par máximo con respecto al gasolina, aunque no pudimos probarla. Sí condujimos, no obstante, el 1.6 Duratorq de 95 CV y 215 Nm, que parece mover el vehículo con mayor facilidad. Además, arrojó un consumo medio de 5,5 litros en un recorrido de unos 30 kilómetros, prioritariamente urbano.

Además, la habitabilidad interior es buena, tanto en las plazas delanteras como traseras (la del centro algo estrecha, aunque sin túnel central de por medio, así que el espacio para las piernas es correcto). Donde rompe todos los baremos es en altura libre al techo, ya que éste queda muy lejos de nuestra cabeza, aunque seamos altos.

En definitiva, el Ford Tourneo Courier es un concepto diferente al monovolumen al uso, que aúna lo mejor de una furgoneta compacta y características de un turismo de cinco plazas, con una capacidad de carga de las mayores del segmento B y una gama de motores que, a su vez, ofrece los consumos más bajos de entre todos sus competidores.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio