Compartir
Publicidad

Ford S-MAX 2015, más tecnología, seguridad y comodidad

Ford S-MAX 2015, más tecnología, seguridad y comodidad
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ford está en pleno proceso de renovación de su gama de monovolúmenes y le llega el turno al S-MAX, un modelo que lanzó en 2006 y que, tras una actualización, ahora por fin incorpora el frontal característico de los últimos modelos de la marca. Los cinco puntos clave de Ford S-MAX 2015 son: flexibilidad, tecnología, estilo premium, diversión al volante y seguridad.

Nos hemos trasladado a Palma de Mallorca para asistir a la presentación internacional del nuevo S-MAX, pero también del C-MAX y Grand C-MAX que publicamos ayer. Hoy vamos a conocer las novedades del monovolumen deportivo de la marca americana, pero hasta el día 27 no podremos contaros nuestras impresiones de conducción. Un poco de paciencia.

Ford S-MAX Motorpasión 04

Además de incorporar el frontal característico de los últimos modelos de la marca, se han retrasado los pilares A para alargar el capó y conseguir una estética más dinámica. Mantiene las salidas de aire tras las aletas delanteras aunque ahora son mucho más pequeñas y con forma triangular y hay que destacar una línea de tensión ascendente en los laterales que aportan calidad visual.

El paso de puerta oculto (parte inferior de la puerta donde el corte de la carrocería queda por debajo en vez de en el lateral) tiene una doble función además de la estética. Por una parte facilita la entrada y salida, pero además evita que se dañe la pintura de una zona que normalmente queda muy expuesta a las proyecciones de las ruedas y el roce de los pies de los pasajeros.

Llegamos a la trasera, donde los grupos ópticos son los protagonistas por su diseño y sus bombillas led que al iluminarse presentan forma de boomerang. Otro detalle de la zaga es la salida de escape doble cromada (en función de la motorización). Con nuevo S-MAX se ha trabajado la aerodinámica en busca de reducir ruidos y consumo, como con la rejilla delantera con cierre activo.

Ford S-MAX Motorpasión 05

El nuevo S-MAX incorpora rueda de repuesto con llanta de chapa y no es tan grande como el resto, pero no es de galleta. Lo curioso del asunto es que los ingenieros lo presentan como algo fabuloso: lleva rueda de repuesto y, como va situada por debajo del suelo del maletero, puedes sacarla sin vaciar el espacio de carga si vas de viaje… Como en los coches de hace 50 años, pero hay que reconocer que la competencia no tiene este sistema.

Interior

En el interior del S-MAX se ha ampliado la capacidad de los huecos portaobjetos (destaca el situado bajo el reposabrazos central delantero) y se ha reubicado la palanca del cambio para acercarla más al volante. Además se ha mejorado la calidad de los materiales empleados (tanto plásticos como tapizados), el equipamiento es mayor y el diseño de la consola central se ha simplificado.

Recuerda enormemente al Mondeo por su cuadro de instrumentos totalmente digital, el volante y la consola. Sí, se ha simplificado pero a lo mejor en exceso o se han quedado escasos con el tamaño de los botones. El caso es que quedan un poco desperdigados y se ve demasiada superficie lisa, mucho plástico. La pantalla multifunción táctil a color preside la consola.

Ford S-MAX Motorpasión 12

La habitabilidad ya era buena pero se ha mejorado con unos respaldos de los asientos más delgados. Y, como ya presentó el Ford Galaxy, todos los asientos traseros se pueden plegar individualmente con a golpe de botón desde el maletero. A diferencia del Galaxy, en el S-MAX sólo se pliegan y la operación inversa debemos realizarla manualmente. Se comercializa en versión cinco y siete plazas.

Se ha cuidado la comodidad de todos los ocupantes, con climatizador de tres zonas (dos en versión cinco plazas) y ventilaciones traseras reubicadas en el techo que permiten mantener mejor la temperatura del habitáculo. Los pasajeros delanteros pueden disfrutar de asientos con función masaje y se ha reducido el ruido en el habitáculo con diferentes tecnologías de insonorización.

Asistentes del S-MAX

Llegamos al capítulo obligado en toda novedad actual, los asistentes a la conducción. El S-MAX cuenta con asistente precolisión (funciona desde 8 km/h hasta la máxima del coche), faros adaptativos led, luces largas anti-deslumbramiento (generan un punto de sombra que sigue al vehículo para no deslumbrarle), alerta de tráfico cruzado, asistente de aparcamiento también en batería, cámara frontal 180 grados, etc.

Ford S-MAX Motorpasión 14

Como en el Galaxy tiene un asistente inteligente de velocidad que trabaja en conjunto con el identificador de señales de tráfico y el navegador para adaptar la velocidad a la máxima de la vía y evitar multas. Por supuesto este sistema es desconectable y también podemos rebasar la velocidad a voluntad sólo con pisar más el acelerador.

Más novedades para el S-MAX, versiones con tracción total, nueva suspensión trasera y conducción frontal adaptativa, o lo que es lo mismo, un sistema de dirección con ángulo variable en función de la velocidad. Con este tipo de dirección opcional el S-MAX gana agilidad en tramos muy revirados y facilita su conducción en ciudad junto con las maniobras.

Motores y cambios del Ford S-MAX 2015

Dos motores Ecoboost alimentados por gasolina para el S-MAX, un 1.5 de 160 CV con cambio manual de seis velocidades y un 2.0 de 240 CV con cambio automático de seis velocidades. Ojo, que curiosamente esta motorización que debería ser la más deportiva sólo está disponible con cambio automático pero es la única que no lleva PowerShift de doble embrague y se conforma con un convertidor de par.

Ford S-MAX Motorpasión 08

Pasamos a los diésel, hay tres sobre la misma base, un dos litros TDCi disponible en 120, 150 y 180 CV de potencia, con cambio manual o PowerShift (ambos de seis velocidades). Y se suma una mecánica nueva, otro dos litros pero biturbo que desarrolla 210 CV de potencia máxima y sólo se puede combinar con el cambio PowerShift, ninguna pega al respecto.

Las versiones con tracción integral cuentan con un embrague multidisco para transmitir potencia en mayor o menor medida o no al eje trasero. Este tipo de tracción sólo está disponible con el 2.0 TDCi de 150 CV con cambio manual y con el TDCi de 180 CV y cambio de doble embrague.

En España el S-MAX 2015 se comercializa en dos niveles de equipamiento, Trend y Titanium. El precio de acceso a la gama, tanto gasolina como diésel, es de 31.900 euros sin descuentos. Ya se aceptan pedidos y las primeras unidades llegarán en julio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos