Compartir
Publicidad

A Ford se le vuelve a ir la olla con este diseño que acaba de patentar para un coche autónomo

A Ford se le vuelve a ir la olla con este diseño que acaba de patentar para un coche autónomo
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas... No, en serio, hemos visto patentes muy locas y no solo en el mundo automotriz, pero esta de Ford que apareció la semana pasada en la web de Patentes de Estados Unidos, se lleva la medalla de oro.

Se trata de un diseño de cabina bastante arriesgado, por no decir otra cosa, que permite que el vehículo en cuestión parezca un carrusel rodante. Pero no es la primera vez que la firma del óvalo se tira a la piscina con patentes muy locas. Ha llegado a presentar un coche policial que huye y que se esconde para poder atrapar a delincuentes.

Un diseño aerodinámico (no)

Esta cabina ha sido pensada para cuando los coches conduzcan sin conductor y se conviertan en una sala recreativa. Hemos querido expresarlo de forma tan simple para transmitir que la idea no suena muy realista y que es bastante poco probable que la veamos pronto aplicada a ningún coche autónomo.

Simbioz Interior del concept Renault Symbioz, que representa la idea de Ford de recrear una sala de estar en el interior de un vehículo.

El diseño circular incluye asientos deslizantes y giratorios dispuestos alrededor de una mesa y al abrigo de un techo acristalado. El techo de cristal, además, se describe en la patente con forma de cúpula, y las puertas que rodean la estructura circular también son deslizables. Imaginamos que Ford ha querido explorar un diseño que ya están poniendo en marcha otros fabricantes para convertir el habitáculo de los automóviles en 'salas de estar' interactivas, pero presenta algunos problemas.

  • Primer problema: aerodinámica not found.
  • Segundo problema: si te mareas al ir sentado a contramarcha en el tren, puede que este diseño no sea para ti. Segunda parte del segundo problema: los asientos se deslizan y giran sobre sí mismos, y esto puede aumentar la sensación de movimiento aún más en el interior de la cabina.
  • Tercer problema: aún estamos bastante lejos de ver en nuestras carreteras coches con un nivel 5 de conducción autónoma, más aún tras los recientes accidentes mortales en los que se vieron implicados dos vehículos autónomos de Uber y Tesla. Sin embargo cabe destacar que General Motors quiere echar a rodar su coche sin volante ni pedales el año que viene.

El coche fantástico

Patente Ford

Ford también ha experimentado en el campo policial con un vehículo autónomo que hace de todo él solo. A través de sensores LIDAR, radares, ultrasonidos y cámaras de vigilancia, la firma del óvalo ha patentado un coche policial que es capaz de identificar a los infractores de las normas de tráfico o tomar la decisión de emitir una multa o una advertencia.

Patente Ford2

La mejor capacidad de todas, sin duda, es la de poder recibir entrenamiento para esconderse y pasar de desapercibido para atrapar a los infractores. Y es que cuenta con un potente procesador informático capaz de aprender.

Patente Ford3

Pero el carrusel que hemos conocido anteriormente no es el único diseño con el que ha sorprendido Ford. A finales de 2017 presentaron otra patente de un vehículo autónomo, esta vez con interior reconfigurable.

Esto significa que los asientos delanteros pueden girar 180 grados y mirar hacia atrás. Un idea que puede llegar a convencernos bastante más que esa estructura redonda que ha patentado recientemente.

Un estudio de Oliver Wyman desgrana cómo han aumentado las patentes en el sector automotriz en los últimos años. Entre 2012 y 2015 se registraron más de 5.000 procedentes de los gigantes de la automoción.

De esas 5.000, 3.800 fueron emitidas por Audi, Daimler, General Motors, Volkswagen y Tesla, en campos como coches eléctricos, baterías, celdas de baterías y combustibles alternativos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio