Publicidad

Este Vandenbrink Shooting Brake es un Ferrari 612 Scaglietti 'one-off' muy particular, al estilo ranchera

Este Vandenbrink Shooting Brake es un Ferrari 612 Scaglietti 'one-off' muy particular, al estilo ranchera
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Es posible que la idea de un Ferrari 612 Scaglietti con carrocería familiar de tipo shooting brake no te resulte muy innovadora, y es que en realidad el estudio de diseño y carrocero Vandenbrink Design ya presentó esta idea en 2008, si bien ahora un cliente lo ha pedido... y aquí está.

Este Vandenbrink Shooting Brake es un one-off, es decir, un coche único, aunque la marca está dispuesta a fabricar más unidades para aquellos clientes que quieran uno. Hablamos de un Ferrari con motor V12 cuya carrocería de tipo ranchera tiene la particularidad de tener únicamente dos puetas.

Vandenbrink Shooting Brake Ferrari 612 Scaglietti
Vandenbrink Shooting Brake Ferrari 612 Scaglietti

Este tipo de carrocería de dos puertas con trasera tipo break es más bien una rareza, ya que a lo largo de la historia no han existido tantos ejemplos de Shooting Brake, más allá de las creaciones de algunos famosos carroceros como Zagato, Pininfarina, Bertone o Touring Superleggera, entre otros, basados en modelos de Aston Martin, Ferrari, Bentley o Jaguar.

Seguro que recordarás los Aston Martin DB6 Vantage FLM Panelcraft, el Aston Martin DB5 Radford, el Ferrari 330 GT 2+2 Vignale, el espectacular Ferrari 250 GT SWB Breadvan -ver fotos- o modelos más mundanos como el Volvo P1800 ES.

En este caso Vandenbrink toma como base el Ferrari 612 Scaglietti, un Gran Turismo de tipo coupé 2+2 de Maranello producido entre 2004 y 2011, con la clásica configuración de motor delantero y tracción trasera. Ahora la carrocería, originalmente de aluminio, es de este material y de fibra de carbono.

Vandenbrink Shooting Brake Ferrari 612 Scaglietti
Vandenbrink Shooting Brake Ferrari 612 Scaglietti

El Shooting Brake de la firma de Amsterdam conserva el motor 5.7 litros V12 atmosférico, que de serie ofrecía una potencia de 540 CV a 7250 rpm y un par motor máximo de 588 Nm, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. Según ficha técnica, acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanza una velocidad punta de 320 km/h.

Vandenbrink asegura que fabricarán más ejemplares aunque de manera muy limitada, y siempre a medida del cliente, con un diseño específico en función del propósito del vehículo, con soluciones propias para la práctica de la cetrería, la competición o los deportes ecuestres. Actualmente el vehículo está expuesto en el concesionario Classic Youngtimers Consultancy, en Uden, Países Bajos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir