Compartir
Publicidad

Cinco tipos de coches fúnebres para acabar sobre ruedas

Cinco tipos de coches fúnebres para acabar sobre ruedas
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca Halloween, la noche de los muertos vivientes y toca por tanto hablar de coches fúnebres. No en vano, un coche fúnebre va a ser el último primer coche que probaréis en vuestra vida muerte, y por tanto hay que conocer que opciones tenemos disponibles.

Antes de conocer los diferentes tipos de coches fúnebres que os proponemos, comencemos haciendo un poco de repaso histórico. Los coches fúnebres motorizados comienzan a usarse en los años 20 en Estados Unidos. Hasta entonces hay datos de coches de caballos utilizados para llevar a los muertos desde el Siglo XIV.

Su evolución ha ido muy pareja a la de la propia industria automovilística, y hoy en día son muchas las variantes de coches fúnebres disponibles en el mercado. Desde una furgoneta reconvertida en coche fúnebre hasta una gran berlina familiar cuya capacidad de carga se ha ampliado para poder acoger un féretro, estas son sólo algunas de las opciones que tenemos para llegar a nuestro destino sobre ruedas.

Coche familiar reconvertido en coche fúnebre

Jaguar fúnebre

Es sin duda la opción más común, una gran berlina de marcas conocidas que tras pasar por las manos de algún carrocero especializado, ha aumentado considerablemente el volumen trasero de la zona de carga para poder albergar en su interior el féretro.

Este tipo de transformaciones también suele conllevar la ampliación de la distancia entre ejes, así que hablamos por tanto de modificaciones bastante sustanciales respecto a los modelos originales.

Lo más habitual es que estos coches luzcan colores oscuros, elegantes y sobrios, aunque en los últimos tiempos incluso la moda de los coches blancos ha llegado a este segmento tan específico.

Mercedes Clase E fúnebre

Oficialmente ninguna marca ofrece en su catálogo de producto coches fúnebres, algo lógico desde el punto de vista del marketing porque nadie quiere que su marca se asocie con un momento tan triste e inevitable.

Aun así marcas como Mercedes con los Clase E Estate, Ford con los Mondeo, Jaguar con los X-Type o Volvo con sus antiguos familiares han tenido que ver cómo sus coches se convertían, por necesidad, en coches fúnebres.

No quiero que mi último coche sea una furgoneta

De un tiempo a esta parte, también han proliferado las furgonetas de carga o incluso monovolúmenes reconvertidas en coches fúnebres. Tiene sentido si tenemos en cuenta que por sus características, este tipo de vehículos permiten albergar estas cargas de gran tamaño sin tener que sufrir grandes modificaciones, e incluso pueden llevar a varios pasajeros.

Mercedes Vito fúnebre

Ahora bien, si te gustan los coches, tal vez no quieras que tu último viaje sea a bordo de una furgoneta o una monovolumen. Hay opciones mucho más recomendables, pero recuerda que deberás dejar claras tus preferencias antes de contratar el servicio. Luego no tendrás oportunidad de quejarte. O si…

Un lujo se lo puede dar cualquiera- Rolls Royce fúnebre

Rolls-Royce Phantom Fúnebre

El año pasado os mostramos que en esto de los coches fúnebres, también los hay que quieren lo mejor y lo más lujoso. Este Rolls-Royce Phantom desarrollado por los especialistas de Biemme Special Cars, cuenta con todo lujo de detalles.

Su precio de 500.000 euros hace que sea complicado rentabilizar la inversión para una empresa de servicios mortuorios, pero lo cierto es que en algunas de las zonas más ricas del mundo no tengo dudas de que tendrían clientela más que de sobra. Ya que vas a morir, al menos hazlo con la elegancia que sólo un Rolls-Royce te puede ofrecer.

Al entierro derrapando

Hace algunos años los colegas de la revista británica Autocar se propusieron comprobar si un coche fúnebre podría derrapar. Y claro que es posible llegar a tu entierro de lado.

Con sus más de cinco metros y medio de largo y más de dos toneladas de peso, este Mercedes fúnebre es capaz de hacer unas derrapadas de muerte. Lo único necesario es asegurarse de que el féretro no se mueve en la parte trasera, y que el pasajero no se marea en curvas.

También la ecología se valora

Y como la industria de los coches fúnebres va muy pareja a la del automóvil en general, ya hemos visto que en algunos países como Estados Unidos o incluso los países nórdicos comienzan a proliferar los coches fúnebres híbridos e incluso ya los hay que están empezando a trabajar en modelos eléctricos.

Es el futuro de un sector dónde otra cosa no, pero sabes seguro que siempre vas a tener clientes. Empresas españolas especializadas en este tipo de vehículos como Indusauto, VIO Europe SL (a quien corresponde la imagen del coche de portada) o la alemana Kulhmann Cars tienen un catálogo disponible muy amplio. Así que tal vez, este sea el momento de ir eligiendo tu coche fúnebre. Y si no es así, en un rato te ofreceremos nuevas ideas espeluznantes. ¡Feliz noche de Halloween!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos