Compartir
Publicidad
Publicidad

Basta una raja de 2,5 cm para enviar al desguace un Corvette Grand Sport

Basta una raja de 2,5 cm para enviar al desguace un Corvette Grand Sport
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un fuerte choque no es la única razón por la que un automóvil acaba siendo declarado siniestro total. Hay una multitud de razones para que un coche sea considerado irrecuperable. Una de ellas, aparentemente, es una raja de tan sólo 2,5 cm. Ese pequeño desperfecto es suficiente para tener que enviar al desguace el Chevrolet Corvette. Claro que siempre se puede vender tal cual, pero es poco probable que alguien lo quiera.

Esta es la historia de un Corvette en perfectas condiciones, casi nuevo, salvo por un desperfecto apenas visible y en apariencias insignificante.

Corvette Grand Sport siniestro total

La historia del Corvette, un Corvette Grand Sport 2017 nada más y nada menos, la cuenta el propio dueño del coche, que usa el nick “cdm85-521” en el foro “Corvette Forum”. Viajaba por una autopista de cuatro carriles cuando el vehículo que iba delante perdió parte de su carga: “una roca o algo muy duro”.

Iban a unas 70 mph (unos 110 km/h) por uno de los carriles centrales y rodeado de tráfico. Normal, en Estados Unidos, lo de circular por la derecha no es algo muy extendido (la situación en ese aspecto es mucho peor que aquí). Al ir rodeado de tráfico no pudo cambiar de carril a tiempo y tuvo que pasar por encima de esa roca, la cual golpeó el coche en diversos puntos del chasis.

raja en Corvette Ese pequeño corte "de nada" (mide unos 2,5 cm) hace que el Corvette vaya camino del desguace.

El único desperfecto que no sea estético es una raja de 2,54 cm en lo que en Chevrolet llaman “túnel de transmisión trasero”. El problema es que esa pieza no se puede pedir, pues forma parte de la estructura del coche. Chevrolet no proporciona la pieza en recambios porque sustiturila comprometería la integridad del coche, es decir, ya no sería seguro.

Tampoco admite soldaduras; si lo hacen retira la garantía del coche. (En el fondo, no es solo la raja, también falta una buena cantidad de metal de la estructura alrededor del corte).

Así, a pesar de una reparación estimada de 7.600 dólares más mano de obra, el seguro de “cdm85-521” le pagó el coche, mientras que el Corvette saldrá a la venta en una subasta de desguaces.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos