Compartir
Publicidad

Este Aznom SerpaS es un prometedor juguete italiano con corazón V8 y sólo 900 kilos de peso

Este Aznom SerpaS es un prometedor juguete italiano con corazón V8 y sólo 900 kilos de peso
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este interesante deportivo llamado Aznom SerpaS es obra del estudio de diseño italiano Camal, fundado en el año 2008, y supone una vuelta al pasado a través de los ojos de los diseñadores. Según ellos, este diseño es el máximo representante de la nueva generación de carroceros de Turín.

El SerpaS, encargado por Aznom of Monza al estudio turinés, es un concepto radical que guiña al pasado mediante técnicas de fabricación y artesanía utilizadas antiguamente. El objetivo principal es que el deportivo sea ligero y ofrezca unas prestaciones que le permitan estar a la altura del mercado.

Basado en un chasis tubular reforzado con fibra de carbono y una carrocería de aluminio, este arma de circuito carece de techo o parabrisas, y luce pasos de rueda y aletas ensanchadas. Según sus creadores, el frontal recuerda a una serpiente en posición de ataque (Serpas significa serpiente en dialecto turinés) y la zaga acaba abruptamente como en los coches de competición.

Aznom SerpaS
Aznom SerpaS

Motor V8 y 900 kg... y eléctrico en 2020

Este deportivo italiano al estilo del Lotus 3-Eleven mide 4,08 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 0,78 metros de alto, aunque si tenemos en cuenta la barra antivuelco la altura se eleva hasta los 1,03 metros. Lo mejor de todo es el peso, que se espera ronde los 900 kilogramos. Algunos elementos exteriores como el splitter, el difusor o la cubierta del motor, son de fibra de carbono.

Bajo su interesante carrocería repleta de sinuosas formas se esconde un motor 2.6 litros V8 en posición central longitudinal que ofrece una potencia de 363 CV a 10.300 RPM y un par máximo de 276 Nm. El fabricante promete que, para 2020, habrá también una versión eléctrica de unos 200 CV, cuya autonomía dependerá de los requerimientos del propio cliente.

Por otro lado, el interior fabricado a mano busca ser una reinterpretación de los habitáculos clásicos de los automóviles italianos, con elementos forrados en cuero y molduras de fibra de carbono, entre otras cosas. No obstante, prometen múltiples opciones de personalización para que cada coche sea único. Además, al no tener puertas, para acceder al mismo hace falta simplemente subirse en él.

Aznom SerpaS
Aznom SerpaS

Para terminar, los clientes que decidan hacerse con uno de estos juguetes de circuito tendrán la opción de adquirir el denominado paquete "Experience", que les dará aceso a visitas guiadas en la fábrica durante el proceso de fabricación y también incluirá cursos de conducción en el circuito de Monza.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos