Sin sustos en la ITV al comprar un coche de segunda mano: comprueba si tiene modificaciones y si están homologadas

Sin sustos en la ITV al comprar un coche de segunda mano: comprueba si tiene modificaciones y si están homologadas
Sin comentarios

Realizar modificaciones es algo común, pero en función de qué pieza se haya retocado y la complejidad de esta edición, es posible que sea necesario homologar ese cambio. Como se haya producido un cambio importante y no se haya realizado la homologación, nos pueden echar para atrás en nuestra próxima visita a la ITV, teniendo que homologar, con todo lo que supone, aquello que se ha modificado.

Por eso es importante saber si el coche de segunda mano que quieres comprar ha sufrido alguna modificación, la importancia que tiene y si está homologada, en el caso de que sea necesario.

No todas las modificaciones necesitan homologación

Escape Libre

El Real Decreto 866/2010 regula las reformas de los vehículos e incluye un manual de reformas de vehículos en donde vienen todos los elementos que son susceptibles de modificación, tipo de reformas, codificación y documentación necesaria.

Pero no todos los cambios van a necesitar homologación. En el exterior, cualquier cambio en la estética del vehículo que no suponga la modificación de sus medidas no será necesario homologarlo. Podremos cambiar la pintura del coche o las llantas, siempre que éstas tengan las medidas que pongan en la ficha técnica del vehículo.

En el interior no será necesaria ninguna homologación a no ser que se sustituya el volante o alguno de los asientos. Se puede cambiar el tapizado, el equipo de sonido o el sistema multimedia sin ningún tipo de problema.

Pero otros cambios que son realmente comunes sí que necesitan ser homologados, como es el caso de añadir la bola del enganche o el tintado de lunas de las lunas traseras. También hay que homologar otras modificaciones como el sistema de escape, la centralita, transmisión, suspensión, dirección, frenos, carrocería, señalización o cambios en la identificación del vehículo (por ejemplo, mover la matrícula de sitio).

Cualquier cambio que haya sido homologado aparecerá en la ficha técnica del vehículo en el apartado observaciones. Si no aparece nada en ese apartado es el que el cambio no es importante o que no ha sido homologado.

En este segundo caso, si ya hemos comprado el coche, nos veremos obligados a homologar esa pieza. Teniendo que acudir a un técnico de homologaciones y yendo a la ITV para que aprueben esa homologación, todo esto, siempre y cuando esa pieza se pueda homologar.

Por eso es importante que a la hora de comprar un coche de segunda mano saber qué elementos se han modificado y comprobar que estén recogidos en la ficha técnica en el caso de que sea necesario.

holaFly

Si buscas coche...

La mejor oferta de coches nuevos y de segunda mano, la tienes sin salir de Motorpasión. En el buscador de coches de Carsbarter te esperan más de 200.000 modelos para que elijas, y puedes entregar tu coche como parte del pago. Además, en Compra de Coches publicamos diariamente ofertas seleccionadas por nuestro equipo editorial, para que no te pierdas los precios más interesantes.

Foto | Nicolás Géminis | PXFuel

En Motorpasión | Etiquetas medioambientales de la DGT: cómo saber qué distintivo le corresponde (o no) a un coche de segunda mano

Temas
Inicio