Toyota Me.We

Toyota Me.We
Sin comentarios

Toyota Me.We es un concept-car que nace de la voluntad de integrar los retos humanos, económicos y medioambientales en un concepto realista, según sus creadores, dando pie a un vehículo para los tiempos que nos ha tocado vivir. La esencia del Me.We viene dada por un cambio en la forma de concebir el automóvil. Si al idealizarlo el coche se convirtió en una fuente de restricciones más que de libertades, una solución de movilidad personal debería enfrentarse con esa paradoja y resolverla.

En medio de este contexto filosófico, nace el Toyota Me.We de la mano del diseñador Jean-Marie Massaud, en colaboración con el Centro europeo de diseño y desarrollo de Toyota (ED²). El concepto en el que se basa el Me.We se vertebra en torno a tres ejes: adecuación, síntesis y modernidad.

Toyota Me.We

Esta adecuación se traduce en una adaptabilidad a varios estilos de vida, sin olvidar la necesidad de la innovación; la síntesis se materializa en eliminar lo sobrante para abordar un cambio de era en el sector de la automoción; y la modernidad va más allá de la imagen del automóvil y de lo que simboliza en cuestión de estatus social para dotarlo de soluciones que cubran las necesidades de sus usuarios.

De hecho, el Me.We es un pickup de asientos extraibles, descapotable, todocamino y vehículo urbano compacto, todo en uno. Bajo esa identidad múltiple se presenta como vehículo inspirado en el mundo de la náutica, lo que se refleja en sus formas generales. Además, el Toyota Me.We se ha concebido como un prototipo de cuidados sencillos. Y aquí va un ejemplo: según cuentan sus diseñadores, basta con lavarlo de vez en cuando.

Toyota Me.We

Estructura y motorización del Toyota Me.We

Con una longitud de 3.440 mm, una anchura de 1.750 mm y una altura de 1.600 mm, el Me.We cuenta con una estructura de aluminio tubular y una carrocería de polipropileno expandido, ambos materiales 100 % reciclables, lo que en conjunto aporta una masa de 750 kg. Esto significa reducir en un 20 % la masa habitual en un coche del segmento B.

Lleva motores en las ruedas (dos o cuatro, dependiendo de si tendrá o no tracción total), tal como sucedía en el Toyota i-Road, y se alimentan con una batería alojada bajo el suelo del vehículo, de forma similar al Toyota iQ-EV. De esta manera se aprovecha al máximo el espacio para los ocupantes.

Toyota Me.We

En el interior, materiales como el bambú dan un aspecto natural al conjunto. Y en el apartado de confort, está equipado con aire acondicionado y calefacción por un sistema de bajo consumo que se combina con asientos calefactados. También en este capítulo cuenta con desempañador de parabrisas HWD. De lujos escasos, el Me.We enarbola la bandera del paso de la cultura del “más” a la cultura del “mejor”.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio