Compartir
Publicidad
Publicidad

Los distintos modos de conducción que se pueden seleccionar en el BMW i8

Los distintos modos de conducción que se pueden seleccionar en el BMW i8
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El deportivo híbrido enchufable BMW i8 es una máquina capaz de funcionar durante algunos kilómetros en modo totalmente eléctrico sin necesidad de ayuda de su motor de combustión, aunque realmente ese no creo que sea el origen esencial de su diseño ni el motivo por el que se decidan algunos a comprarlo.

El motor eléctrico del BMW i8 envía su potencia a las ruedas delanteras, mientras que el de combustión, un tres cilindros, lo hace sobre el eje trasero. El motor eléctrico, alimentado por una batería de iones de litio, que se puede recargar a 220 V, suministra una potencia de 131 CV, suficiente como para moverse, si se quiere, por ciudad en modo eléctrico en alguno de los modos que se pueden seleccionar.

El conductor dispone mediante un selector de marchas de hasta seis modos distintos de conducción, aunque un par de ellos son el mismo con doble funcionalidad. El Modo D es el modo más automatizado y por lo tanto el más cómodo para conducir, el coche selecciona un tipo de motor u otro automáticamente y él mismo se encarga de seleccionar la marcha adecuada.

1-8.jpg

El Modo Sport ofrece un cambio de marchas manual secuencial, ajusta la suspensión y la dirección a un modo más duro y tanto el motor de combustión como el eléctrico ofrecen una respuesta al acelerador más rápida. También se activa en este modo la máxima recuperación de energía en las frenadas, para mantener la batería cargada con la energía que se recupera.

Además de estos dos modos de conducción el BMW i8 dispone de otros modos: el ECO Pro y el Comfort. Pero también dispone de un botón denominado e-Drive que permite seleccionar el modo de conducción eléctrica para estos dos modos, con lo cual estos dos se convierten en realidad en cuatro modos distintos.

El Modo ECO PRO selecciona automáticamente el modo de funcionamiento de los motores en función de lo que se oprima el acelerador, de la carga de la batería, de la temperatura y el sistema de funcionamiento de climatizador, etc., buscando siempre la máxima eficiencia económica en el modo de conducir. Por encima de los 60 km/h el motor de combustión entra en funcionamiento automáticamente.

plugin_hybrid.jpg

Si estando en el Modo ECO PRO pulsamos a la vez el botón e-Drive el coche es alimentado exclusivamente por el motor eléctrico hasta los 60 km/h, salvo que la batería se esté agotando, en cuyo caso entrará automáticamente el motor de combustión.

Por último, el Modo Comfort selecciona permanentemente la conducción en modo eléctrico, primando el confort del ocupante del vehículo ante cualquier otra cosa. En este modo si no está activado el botón e-Drive a los 60 km/h entrará el motor de combustión, mientras que si está activado no lo hará hasta los 120 km/h. Al ser este un modo de conducción totalmente eléctrico, el vehículo circulará en este modo hasta agotar por completo sus baterías, salvo que se superen las velocidades máximas antes citadas, en cuyo caso entraría automáticamente el motor de combustión.

Vía | Inside EVs
En Motorpasión Futuro | Conocemos más sobre el equipamiento, la conectividad e imágenes del BMW i8

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos