Compartir
Publicidad

La nueva normativa europea sobre biocombustibles se retrasa hasta 2015

La nueva normativa europea sobre biocombustibles se retrasa hasta 2015
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los marcos que regulan una actividad económica presuntamente tienden a estimular el desarrollo de la misma por los caminos que la sociedad desea. Esto no siempre es tan sencillo. La semana anterior asistimos a un ejemplo con la postura de Alemania retrasando los objetivos de emisiones de CO2, en la que se mostró que en el juego político se multiplican los intereses, y lo que es comúnmente beneficioso en un principio termina resultando en algunas ocasiones más que relativo.

Relacionado con esto, otro sector que congelará su itinerario normativo en Europa es el de los biocombustibles. La falta de acuerdo entre los agentes implicados, principalmente las compañías, está llevando a retrasar la nueva regulación hasta 2015. Algo que va afectar al rendimiento del sector.

El problema reside en la división entre productores, que muestran intereses opuestos. Este ha sido el panorama en que se ha decidido posponer la creación de un nuevo marco normativo. Y es que este traería cambios encaminados a controlar el impacto de los biocarburantes sobre los cultivos de alimentos, y limitar las emisiones en la producción de los mismos.

Coche a etanol

Como decimos, la normativa se ha enredado en el proceso de votación, hasta el punto de quedar pospuesta hasta después de las elecciones europeas en 2014.

Los que apuestan por el cambio culpan a los grupos de productores de biocarburantes tradicionales de esta contrariedad para el sector, debido a que serán los más afectados por una nueva normativa (iLUC, que corresponde a indirect land use change) que les obligará a controlar las repercusiones consecuentes del cambio del uso de la tierra, como las emisiones derivadas de la deforestación.

El retraso ha sido bien recibido por el comité europeo encargado de la gestión del Biodiésel, que veía imprecisas las nuevas medidas, mientras que compañías y grupos como Novozymes, BA, DONG Energy, WWF o Transport & Environment ven en este un caso muy desafortunado de defensa de determinados intereses por encima de estimular la producción de biocarburantes más sostenibles.

Vía | Business Green En Motorpasión Futuro | Salón del Vehículo y Combustible alternativo de Valladolid: ¿desestabiliza la producción de biocombustibles el precio de los alimentos?, La Comisión Europea propone reducir el uso de biocombustible de cosechas a un 5%

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio