Publicidad

Este habría sido el coche eléctrico de Dyson que nunca se hizo realidad: un SUV de siete plazas con casi 1.000 km de autonomía

Este habría sido el coche eléctrico de Dyson que nunca se hizo realidad: un SUV de siete plazas con casi 1.000 km de autonomía
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Parecía una de las grandes promesas de la automoción del futuro, pero acabó siendo papel mojado. Dyson, la renombrada compañía de aspiradoras y pequeños electrodomésticos, pretendía lanzar en 2021 un proyecto con dos coches eléctricos y finalmente fue cancelado a finales de 2019.

En una entrevista concedida a The Sunday Times, Sir James Dyson (ingeniero industrial, inventor y fundador de su compañía homónima) ha mostrado el aspecto del que sería su coche eléctrico que nunca fue.

Dyson N526: la promesa eléctrica inacabada

Coche Dyson

La implicación de James Dyson en el proyecto de sus coches eléctricos está fuera de toda duda, pues según él mismo afirma aportó para su desarrollo más de 550 millones de euros. Por desgracia, y con el proyecto bastante avanzado, Dyson tuvo que dar carpetazo a la iniciativa debido a que no eran productos comercialmente viables.

Una decisión que el equipo de automoción de Dyson tomó cuando su coche, denominado internamente N526, ya estaba prácticamente listo para iniciar las primeras pruebas en un proyecto en el que estaban trabajando unas 500 personas.

Al igual que con el resto de sus productos, el coche eléctrico de Dyson prometía características fuera de lo común según los datos aportados en la entrevista. James Dyson ha declarado que su primer automóvil tendría una autonomía 100% eléctrica próxima a los 1.000 km recurriendo a baterías en estado sólido.

Coche Dyson 1

Dentro de lo malo de la cancelación del proyecto, Dyson también ha asegurado que su proyecto de baterías seguirá adelante pese a que no vayan a fabricar el coche eléctrico para el que iban a ser destinadas. Entendemos que estas baterías de patente propia se ofrecerán a otros fabricantes.

Por otro lado, James Dyson también ha dado algunas cifras concretas acerca del N526. Hace tiempo vimos los bocetos del coche, pero no sabíamos sus medidas. Ahora sabemos que se habría tratado de un SUV grande de hasta siete plazas con 5 metros de largo por 2 metros de ancho y 1,7 de alto (medidas algo extrañas), y un peso de 2,6 toneladas.

Pese a su envergadura, el N526 no estaría reñido con unas prestaciones dignas de deportivo, consiguiendo una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y una velocidad punta limitada de 200 km/h. Todo ello gracias a la utilización de dos motores eléctricos de 200 kW (268 CV).

Muchas promesas para un coche que por desgracia no pasó de ser más que un prototipo y del que también hemos podido ver parte de su interior. Un habitáculo de asientos extraños y salpicadero sin absolutamente ningún punto reseñable más allá de la ausencia total de pantallas o indicadores.

Lamentablemente nunca llegaremos a ver más sobre el coche eléctrico de Dyson. Un coche que según su creador tendría que haberse vendido por unos 170.000 euros para ser viable y que habría sido el principal motivo de su cancelación, pues un Tesla Model X cuesta 93.600 euros para la versión más asequible y 109.800 euros para la Performance.

En Motorpasión | Anatomía de un coche eléctrico: su sencilla mecánica, al desnudo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios