Publicidad

Coches híbridos, híbridos enchufables y eléctricos: mantenimiento durante la cuarentena

Coches híbridos, híbridos enchufables y eléctricos: mantenimiento durante la cuarentena
1 comentario

La restricción de movimientos, limitado ahora a actividades esenciales en el caso de los trabajadores por cuenta ajena, y el obligado confinamiento para atar en corto el contagio del coronavirus se traduce en que un buen grueso de los coches de nuestro país estarán parados hasta que dure el estado de alarma.

Y más allá de los consejos generales para mantener el automóvil en perfecto estado, ¿qué ocurre con los modelos electrificados, como es el caso de los híbridos, híbridos enchufables o eléctricos? Esto es lo se que recomienda hacer en caso de estas mecánicas alternativas para evitar problemas y la degradación de su batería, que es en su caso el dispositivo que más sufre en periodos de inactividad.

Cómo mantener la vida útil de la batería en los híbridos

Toyota Corolla 2019 Prueba 022

La gran diferencia entre los coches de combustión pura y los híbridos o eléctricos, es que los segundos disponen de una batería de alta tensión que no podemos manipular como, por ejemplo, la de 12V, que alimenta los sistemas eléctricos del coche y que, para evitar su degradación, podemos desconectar total o parcialmente. Aunque primeramente deberemos asegurarnos lo que recomienda el fabricante en el manual.

De esta manera, y en el caso de un híbrido convencional, para garantizar que se mantenga la carga de la batería que alimenta el propulsor eléctrico, ya sea de ion-litio o de níquel-metal hidruro, lo recomendable es poner en marcha el sistema híbrido durante 30 minutos, al menos una vez cada cuatro semanas.

Al volante del Toyota RAV4 2019

No es necesario circular con él, bastará con encender el contacto y mantener la palanca de cambios en la posición P (Párking), comprobando que efectivamente el vehículo está arrancado: por ejemplo, en los modelos de Toyota, así como en otras marcas, sabremos que está encendido si aparece el testigo 'Ready' en el cuadro de instrumentos.

Una vez lo tengamos activo, lo suyo es desconectar las luces y elementos eléctricos, tales como la climatización, el sistema multimedia, la luz ambiental... Y así deberemos mantenerlo durante media hora, lo que asegura que la batería quedará cargada.

Eso sí, ya que el motor de combustión se pondrá a funcionar varias veces durante este proceso y, por tanto, originará gases de escape, deberemos hacerlo al aire libre, aunque también puede hacerse en el garaje siempre que disponga de ventilación, ya sea porque cuenta con un sistema de extracción de humo o, en el caso de los particulares, manteniendo el portón abierto.

Híbridos enchufables y eléctricos: la batería no debe descargarse por completo

Kia Xceed Phev híbrido enchufable

Por su parte, en el caso de que nuestro coche sea híbrido enchufable o 100% eléctrico, debido a que son baterías de mayor capacidad, es más complicado que se descarguen, a menos de que esté parado durante mucho tiempo o que antes del periodo de inactividad estuviese al límite. No obstante, hay que tener cuidado pues, si lo hace, provocaría que su vida útil se acorte al degradarse más rápidamente.

A ello se suma que, en el caso de los eléctricos puros, si se descarga por completo, no podremos arrancar el coche sin tener que recurrir a asistencia técnica.

Peugeot e-208 prueba contacto

Lo ideal en estos casos, para evitar la descarga completa, es ir comprobando el nivel de carga de la batería, ya sea en el propio coche o de forma remota mediante un app si existe esa posibilidad, y enchufarlos para que cargue al completo cuando esté en niveles en torno al 10 % o 15 %. Y a ser posible, en rango de carga lenta completa, ya que la rápida también acorta, aunque sea mínimamente, su vida útil.

Otra posibilidad es dejarlos siempre enchufados, ya que el sistema va gestionando la carga automáticamente según proceda. Pero aunque a priori no debiera afectar al dispositivo, los fabricantes, en general, no lo recomiendan.

Por lo demás, ante modelos electrificados, deberemos tomar las mismas precauciones que con automóviles de combustión en lo que respecta a neumáticos, así como por ejemplo los niveles de líquido que deben estar al nivel recomendado en el momento del parón, lo que nos ayudará a detectar posibles pérdidas: aceite, líquido de frenos, refrigerante, limpiaparabrisas (todo dependiendo de las diferentes mecánicas, claro).

De esta manera, cuando vuelva la normalidad tras el parón obligado, podremos seguir disfrutando de nuestro coche y evitar visitas al taller. Más vale prevenir que curar.

En Motorpasión | Preguntas y respuestas de la DGT sobre la circulación en estado de alarma: todas las dudas, resueltas en detalle

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios