Compartir
Publicidad
Publicidad

Alquiler de bicicletas: ¿un negocio en expansión?

Alquiler de bicicletas: ¿un negocio en expansión?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los servicios de alquiler de bicicletas y bicicleta compartida han venido sufriendo ciertas transformaciones en un período relativamente corto de tiempo. En la actualidad, existen muchas maneras de hacerse con una bicicleta sin necesidad de comprarla; y estas maneras varían en función del uso que vayamos a otorgar al vehículo.

Para un uso estrictamente urbano, el sector público ha sido el que generalmente ha tomado la iniciativa, mediante programas de bicicleta compartida en los que mediante una suscripción podemos hacer uso de un servicio que nos permite coger la bicicleta en un punto, y devolverlo en otro diferente. Si nos centramos en quien presta el servicio, la tendencia apunta a que la iniciativa pública va a ser sustituida por la privada.

Esto nos lleva a comprobar las diferencias que existe entre las empresas que alquilan coches y las que alquilan bicicletas. Es obvio que, más allá de lo deportivo, y a diferencia del coche, una bicicleta alquilada nunca hará grandes distancias entre ciudades.

Comparándolos, el mercado de alquiler de coches se concentra como tantas compañías en diferentes franquicias; las empresas que alquilan bicicletas son muchas, suelen hacerlo en un ámbito local, y las que más se han expandido, están relacionadas con usos más deportivos.

Bicicleta en la ciudad

La isla de Mallorca sirve como buen ejemplo de esto último. Allí existen varias compañías que operan en un ámbito regional, siguiendo el modelo de las agencias de alquiler de coches. Sin embargo, esa expansión responde a un uso turístico y de temporada. ¿De dónde viene el cambio entonces?

Las bicicletas ya no son (sólo) para el verano

Pongamos nuestra mirada más hacia el Norte, no en las obvias en términos ciclistas Holanda, Bélgica o Dinamarca; sino más bien en Reino Unido, donde el verano no hace un acto de presencia tan efusivo como en España. Allí, la compañía de alquiler de bicicletas Bike & Go ha anunciado este mes un ambicioso plan, gracias a una inteligente alianza con varias compañías ferroviarias.

Bike & Go aspira a operar a escala nacional en todo Reino Unido, y para ello, este otoño abrirá 50 nuevos puestos de bicicletas a lo ancho y largo del país. El sistema de alquiler de Bike & Go viene fundamentado en la combinación entre tren y bicicleta. Es en las estaciones donde se alquilan las bicicletas de la compañía.

Este modelo, similar al del alquiler de coches, que también fijan sus agencias en estaciones y aeropuertos, está por llegar al mundo de la bicicleta. Aunque es justo apuntar del mismo modo que Bike & Go basa esta expansión en una subvención pública de casi 2 millones de euros.

Bicicleta de Bike and Go

¿Y si comparamos la futura bicicleta pública de Madrid con Bike & Go?

Como os contamos, la bicicleta pública llegará a Madrid en mayo de 2014. En contraste con las 50 estaciones y 1.000 bicicletas de Bike & Go, Madrid contará con 120 estaciones que proporcionarán 1.650 bicicletas.

Antes de seguir con datos relativos a precios, hay que tener en cuenta que una es una iniciativa pública y otra privada. Si la segunda busca el beneficio, la pública tiene afán de prestar un servicio público podría no hacerlo.

Comparando el precio por hora, Bike & Go tiene una tarifa única de 4 euros /hora. En Madrid costará a los locales 1,20 euros las dos primeras horas, y 4 euros /hora a partir de entonces; y a los foráneos 2 euros la primera hora, y 4 euros a partir de ese momento.

En cuanto a la cuota de alta, Madrid dobla en precio a Bike & Go. 25 euros para residentes, mientras que suscribirse a Bike & Go cuesta unos 12 euros al cambio. Para contextualizar adecuadamente este contraste, haremos la famosa alusión al Salario Mínimo Interprofesional, de 645,30 euros/mes en España y 1.264,25 € en Inglaterra.

Los madrileños gozarán de precios similares en su servicio público de bicicleta compartida en contraste a los clientes de Bike & Go. Desde una perspectiva emprendedora, si el servicio otorga buenos resultados a Madrid, demostrará que, al igual que en Reino Unido, o en otros países europeos, hay cuota de mercado y que puede ser rentable.

Servicio bicicleta compartida en París

Lo que no está tan claro es si la idea de negocio evolucionará como lo ha hecho para el resto de vehículos, a modo de franquicia, o al menos si esto ocurrirá así en nuestro país, donde la pasión por la bicicleta y la bicicleta eléctrica como alternativa de movilidad urbana comienza a despertarse, y donde compañías como Hertz ya alquilar bicicletas eléctricas.

Vía | The Guardian Más información | Bike & Go En Motorpasión Futuro | Edimburgo considera introducir más de 5000 bicicletas eléctricas de alquiler, ¿Están las bicicletas eléctricas reduciendo las ventas de coches?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos