¡Todavía más salvaje que el Atom! El primer coche eléctrico de Ariel es una bestia de cuatro motores que roza los 1.200 CV

¡Todavía más salvaje que el Atom! El primer coche eléctrico de Ariel es una bestia de cuatro motores que roza los 1.200 CV
17 comentarios

Quedan muy pocos fabricantes que se dediquen exclusivamente a vender coches pasionales. Caterham es uno de ellos y no hace falta salir de Reino Unido para encontrar otro ejemplo: Ariel.

La marca inglesa se convirtió en uno de los referentes del sector con el lanzamiento del primer Ariel Atom en el año 2000, un coche que no ha dejado de evolucionar prácticamente cada año. Pero ahora ha llegado el momento de que Ariel escriba otro capítulo en su historia y lo hace en clave eléctrica con el Ariel Hipercar.

¿Es posible ser más salvaje que el Ariel Atom V8?

Ariel Hipercar 04 Hires

Después del Atom y de su hermano campero, el Nomad, llega el tercer modelo de la marca: el Ariel Hipercar (High Performance Carbon Reduction, no confundir con Hypercar). A diferencia de los otros dos, su habitáculo está completamente protegido y su diseño podría pasar por el del coche de Batman, pero hay otra cosa que lo distingue todavía más de sus hermanos.

Y es que estamos ante el primer Ariel completamente eléctrico. Estábamos avisados desde hace más de cinco años, cuando Ariel anunció que trabajaba en un hiperdeportivo eléctrico biplaza de unos 1.200 CV. Pues bien, ese modelo ha llegado y su apellido es toda una declaración de intenciones.

Con el Hipercar, Ariel pretende jugar en una liga superior al Atom, y eso que el Ariel Atom V8 se pasó el juego con sus 500 CV y 550 kg de peso hace más de una década. Sin duda, el listón está muy alto, pero basta con echar un vistazo a su ficha técnica para volver a caer rendidos ante Ariel.

Ariel Hipercar 01 Hires

El Ariel Hipercar tiene cuatro motores eléctricos, uno por cada rueda, que desarrollan 880 kW de potencia (1.197 CV) y un par máximo de 1.800 Nm. Mide 4,30 metros de largo, pesa 1.546 kg, acelera de 0 a 100 km/h en 2,09 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h, por supuesto, limitada.

De suministrar la energía eléctrica se encargan unas baterías de iones de litio de 800 voltios y 62 kWh de capacidad fabricadas por Cosworth. Están refrigeradas por agua y permiten que el Ariel Hipercar recorra 241 km con una carga en el ciclo WLTP.

Pero eso no es todo. Esta bestia podrá montar de forma opcional un extensor de autonomía en forma de turbina para recargar la batería en marcha. De desarrollar este sistema también se ha encargado Cosworth.

Ariel Hipercar 13 Hires

Se llama CatGen (Generador Catalítico) y Cosworth asegura que es capaz de proporcionar 35 kW de energía adicionales. Pesa 50 kg y puede funcionar con varios tipos de combustibles (también con hidrógeno); además, promete dejar un saldo de emisiones bajísimo (nulo si es con hidrógeno verde).

El CatGen de Cosworth que podrá alargar la autonomía del Ariel Hipercar todavía está en desarrollo, pero debería este sistema debería estar listo para producirse en serie a partir de 2023.

Llegaría a tiempo, por tanto, para el lanzamiento comercial del supercar británico, que se pondrá a finales del año que viene o comienzos de 2024. De momento es un prototipo, pero el coche de serie será casi idéntico. El precio se anunciará más adelante.

Ariel Hipercar 24 G2 Chassis

Otra de las opciones que brindará Ariel a sus clientes a la hora de escoger el Hipercar es prescindir de la tracción total en favor de la tracción trasera. Este modelo de propulsión se conforma con 440 kW de potencia (590 CV), 900 Nm de par y un peso inferior a los 1.400 kg.

Al contrario que el Atom, que usa un chasis tubular, el Hipercar tiene un chasis monocasco de aluminio con dos subchasis del mismo material, mientras que la carrocería está fabricada en fibra de carbono.

Eso sí, el objetivo de Ariel es el mismo de siempre: conseguir el peso más bajo y las mejores sensaciones de conducción posibles. Y es que, que este biplaza sea eléctrico no es incompatible con la filosofía de Ariel. O al menos eso piensa la marca.

Ariel Hipercar 07 Hires

Desde luego, los números prometen. Otra cuestión es si el cliente que busca un coche tan particular como un Atom está dispuesto a pasarse a la energía 100% eléctrica y renunciar a las sensaciones de un Atom con motor de gasolina.

Está claro que Ariel no da este paso por cuestiones de eficiencia, al fin y al cabo, ningún Ariel recorre muchos km al año y el consumo será lo último que importe a sus dueños cuando están disfrutando de un trackday en el circuito.

Si el Hipercar es eléctrico es porque Ariel considera que la electrificación puede proporcionar los mismos niveles de satisfacción al volante con -todavía- mejores prestaciones (es casi tan rápido como un Rimac Nevera de casi 2.000 CV).

Ariel Hipercar 15 Hires

El director de Ariel, Simon Saunders, ha dicho: “Todavía tenemos mucho trabajo de prueba, ajuste y detalles que realizar durante los próximos uno o dos años antes de la producción, pero lo que mostramos hoy es, esencialmente, lo que pretendemos producir.”

Además, Saunders hace hincapié en el ADN británico del Ariel: “Desarrollar otro de los coches más rápidos y técnicamente avanzados del mundo es importante para nosotros, pero utilizar la tecnología que se ha desarrollado en este país y construir una cadena de suministro británica de vehículos eléctricos es vital para la economía del Reino Unido. El Hipercar no es solo un hito en el diseño de vehículos, es una demostración de lo que podemos hacer como industria en nuestro país”.

Temas
Inicio