American Cars Platja d'Aro 2007, las fotos (Parte III)

American Cars Platja d'Aro 2007, las fotos (Parte III)
14 comentarios

Sacando tiempo de donde no lo tengo, os dejo con la última sesión de fotos del American Cars 2007 Platja d’Aro, con lo que yo llamaría mis exóticos, por ser coches o bien que no me esperaba encontrar o bien por ser los que más me llamarón la atención.

El primero, por supuesto y clásico en estas reuniones, el Ford T-Bucket matagigantes. Ya lo dije una vez, no se que tendrás que me vuelves loco. Este tipo de preparaciones me encantan, no lo voy a negar. Tiene ese toque macarra que solo a los que les gusten este tipo de coches pueden entender. Flamings, motor cromado al aire y un sonido espectacular, poco más se puede pedir.

Por cierto, una pena que la normativa española no permita ni matricularlo ni circular con él por carreteras abiertas, ya que el disfrute de una cosa así se limita única y exclusivamente a este tipo de eventos. En los USA otro gallo cantaría.

Otro de los clásicos de las concentraciones es el Chevrolet Montecarlo del ‘73 del amigo Joaquín, una bestia de casi 500 CV (medidos en el banco), entregados por su motor Merlin V8 509.

A todos los crios que rondaban por allí les llamaba la atención, ya que entre el color, el parasol con los ojos y las pegatinas, para todos los crios era Chick Hicks, el malo de Cars, aunque el modelo sea totalmente diferente (Buick Regal).

Uno de los que no me esperaba ver y también pululaban por allí es este Dodge Charger Daytona R/T del 2007, un coche que hasta el momento sólo había visto en fotos y del que me quedó un regusto ligeramente agridulce.

El dulzor lo ponía la estética, que hay que decir que es brutal. Es bonito como él solo y sus líneas nos recuerdan mucho a los viejos musculitos, pero desde un punto de vista más actual. ¿Lo agrio? Su interior. Sí, no se puede pedir mucho más, pero el interior de un Mustang básico le da mil vueltas, por lo menos en apariencia. Lo siento Xal, pero la realidad es así de dura…

Otro que destacaba por allí es este singular 1970 Dodge Super Bee, un mostrenco de casi 5 metros de largo, que también era la primera vez que veía en persona. Al Dodge Coronet R/T ya tenía el placer de conocerlo, pero este no, así que fue toda una sorpresa verlo por allí.

Y bueno, qué más puedo decir, que hay que verlo a tu lado para saber lo grande que es y escucharlo para saber como sonaba América a principios de los 70…

Viendos estas imágenes que nos envía nuestro lector delorean, me arrepiento de haber ido a tomarme un cafetito y sentarme a rascarme la barriga después de comer, porque fue justo en ese momento cuando estuvo allí con este precioso Shelby Cobra 427 original, nada de réplica. La que había por allí, y si pude fotografiar, es bonita, pero sabiendo que estaba este original, las réplicas quedan en un segundo plano (sin desmerecerlas en ningún caso)

Y por último, el detalle de la mesa V8 que tenía Amalio en su stand. Ya hemos visto alguna de esas por aquí, pero al ver una de estas en persona cambia bastante. Os aseguro que en un salón bien decorado no quedaría, dígamoslo suavemente, de garrulos. Yo me pondría una de estas si tuviese la oportunidad.

Y con este post, dejamos ya los posts generalistas del American Cars 2007 para pasar a los que irán centrados en coches que por A o por B me llamaron la atención por encima del resto. No es que sean mejores o peores, son simplemente coches que para mi gusto, merecen un post especial.

Así que sólo me queda saludar a los compañeros del AMCCC que me acompañaron durante todo el fin de semana, como son Ricard, Claudio, Toni, José María, Ferrán y compañía. Los que se me olviden, mil perdones…

Fotos | SandMan
En MotorPasion | American Cars Platja d’Aro 2007, las fotos (Parte I), American Cars Platja d’Aro 2007, las fotos (Parte II)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio