Compartir
Publicidad
Publicidad
Logos de coches: Citroën y sus dos chevrones, de origen puramente industrial
Citroën

Logos de coches: Citroën y sus dos chevrones, de origen puramente industrial

Publicidad
Publicidad

Corría el año 1900 cuando André Citroën, fundador del fabricante de automoviles francés que toma su apellido, descubría durante un viaje a Polonia un tipo de engranaje, con dientes de madera tallados en forma de chevrón, que allí utilizaban en maquinaria movida por agua, como molinos hidráulicos. Eran silenciosos y resistentes, y se quedó con la idea.

Antes de fabricar automóviles, Citroën, encandilado por las bondades de estos "engranajes de chevrones", se propuso fabricarlos en acero, en lugar de madera. Tal y como afirma la versión oficial de la compañía Citroën, André compró la patente a un hombre polaco y se llevó el invento a Francia, donde fundaría el pequeño taller "Engranages Citroën".

Este negocio, que supuso la primera aventura industrial de André Citroën, era una fábrica que tomó como logotipo un emblema con dos chevrones, en referencia a los engranajes que descubrió en Polonia y había fabricado en acero. Su éxito fue tal, que la creciente industria automovilística francesa requirió de sus servicios en forma de engranajes.

Logos de coches: Citroën Engranajes industriales de los que toma inspiración el logotipo de Citroën y logotipo original de 1919

Es precisamente después de la Gran Guerra (1914-1918), cuando André Citroën decide transformar su compañía, que durante los últimos años había fabricado armamento militar, en una fábrica de automóviles. Nacía así Citroën, que adoptó ya el doble chevrón, aunque por entonces éstos iban inscritos en una elipse a dos colores: azul y amarillo.

Los engranajes helicoidales dobles que dieron fama al bueno de nuestro protagonista, se convertirían así, en 1919, en el logotipo de sus automóviles Citroën. El 28 de mayo de ese mismo año, la marca comenzaba a fabricar su primer modelo, el Type A, que fue anunciado como el primer coche europeo producido en serie.

Durante los primeros años de la compañía el logotipo apenas varía, salvo algún cambio en los patrones de color. Es en 1932 cuando se introduce una importante modificación, ya que al haber lanzado Citroën sus "motores flotantes", que reducían las vibraciones gracias a piezas de goma en la unión entre chasis y motor, se añade al logotipo un cisne blanco flotando en agua, que simboliza precisamente este avance que equiparían todos los Citroën.

Logos de coches: Citroën Evolución de los logotipos Citroën desde 1919 hasta la actualidad. Siempre con dos chevrones.

El logotipo del cisne blanco se desechó pasados un par de años, si bien la innovación del motor flotante se mantuvo, y Citroën retomó su imagen original. Durante años se mantuvo prácticamente intacto el diseño de los chevrones, hasta que a finales de la década de los cincuenta tomaron un aspecto más parecido al actual, con cierto relieve.

A partir de 1985 se dejaron a un lado los tonos amarillo y azul que habían sido protagonistas del logotipo hasta entonces, a favor del rojo y el blanco. Y el logotipo que conocemos hoy día, creado con ocasión del 90 aniversario de la compañía, fue lanzado en el año 2009, con los chevrones sin elipse ni recuadro alrededor, y en tres dimensiones.

Vídeo | Youtube
En Motorpasión | Logos de coches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos