La cámara de Citroën que graba todo lo que ocurre mientras conducimos también actúa como testigo en un accidente

La cámara de Citroën que graba todo lo que ocurre mientras conducimos también actúa como testigo en un accidente
20 comentarios

Allá por 2017 Citroën presentó en el C3 un utensilio fruto de la incipiente dependencia tecnológica: la ConnectedCAM Citroën. Se trata de una dashcam Full HD que permite obtener imágenes, tanto en formato foto como en vídeo, de lo que sucede frente al vehículo mientras vamos conduciendo.

La firma francesa ha querido ahora focalizar el uso de esta cámara no solo para las redes sociales, sino a modo de caja negra.

La posibilidad de 'revivir' un accidente

Esta cámara, que equipan los nuevos Citroën C3, C4 y C5 Aircross, está integrada en el retrovisor interior y se empareja con el smartphone para poder transferir y almacenar el contenido (también funciona con un cable USB).

Su objetivo de gran angular con una visión de 120˚ permite capturar, en forma de imágenes o de vídeos, todo lo que sucede delante del vehículo y compartirlo en redes sociales al momento (o guardarlo como recuerdo).

Se trata de un dispositivo que graba y hace fotos cuando el usuario lo demande, pulsando un botón que ya descubrimos con el lanzamiento del C3 en 2017 que no es demasiado accesible.

La firma francesa explica que proporciona una resolución de 2 millones de píxeles, una memoria interna de 16 Gb y la posibilidad de grabar vídeos de hasta dos minutos.

Claro que más allá de su uso en influencers, youtubers y amantes de las redes sociales, esta cámara tiene una clara funcionalidad como caja negra y puede servir de prueba en un siniestro vial en el que el usuario haya sido parte.

Así, en caso de colisión, el fragmento del vídeo queda conservado en la memoria desde 30 segundos antes hasta un minuto después.

En este sentido, las cajas negras serán obligatorias a nivel europeo en todos los coches nuevos a partir de 2022, aunque estos dispositivos de seguridad deberán recoger datos relacionados con los movimientos de dirección del vehículo, aceleración y desaceleración, estado de los sistemas de seguridad (como el uso del cinturón), ubicación y también la velocidad de conducción más que vídeos de la conducción.

Connectedcam Citroen 4

No obstante, solo recopilarán información en un periodo anterior y posterior al despliegue del airbag. Esto permite reconstruir momentos previos al choque, conocer las causas de siniestro y evaluar los sistemas de seguridad de los coches.

Fabricantes como Tesla cuentan con su particular 'caja negra' o Modo Centinela, que permite establecer un perímetro de seguridad alrededor del vehículo (y desde su interior) y que ha permitido cazar a muchos ladrones intentando robar o dañar los coches eléctricos de la marca.

En Motorpasión | Si buscas un coche eléctrico de segunda mano estas son nuestras recomendaciones: del Renault ZOE al Tesla Model S

Temas
Inicio