Compartir
Publicidad
Publicidad

Repasamos los motores V12 de BMW con dos invitados ilustres, uno de ellos de origen británico

Repasamos los motores V12 de BMW con dos invitados ilustres, uno de ellos de origen británico
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BMW incorporó un motor con arquitectura V12 al Serie 7 en el año 1987. Este año se cumplen 30 años desde que aquel motor con código interno M70, el primero con esta arquitectura fabricado en Alemania, se incorporaba al buque insignia de BMW.

Precisamente este año llega al mercado el espectacular BMW M760Li xDrive, la versión moderna y actual de aquella berlina que también equipa un bloque con arquitectura V12 capaz de desarrollar 610 caballos. Así pues, es un buen momento para repasar cuáles han sido los V12 más interesantes en la historia de BMW. Y atentos, porque hay dos invitados muy especiales.

El primer V12 en el segundo Serie 7

BMW Serie 7 V12

La segunda generación del BMW Serie 7, conocida por el código interno E32, fue el primer BMW en incoporar un motor V12. Se trataba de un bloque de 5 litros que desarrollaba unos nada despreciables 300 CV de potencia máxima, todo un referente para la época.

Era el año 1987 y el BMW 750i E32 era capaz de acelerar en 7,4 segundos de 0 a 100 km/h. La evolución de este motor dio lugar al S70 de competición que ganó las 24 Horas de Le Mans de 1999, el origen por su parte de nuestro siguiente invitado especial.

BMW X5 Le Mans

Bmw X5 Le Mans Concept 5

En 1999 BMW ganó las 24 Horas de Le Mans con el motor S70, un 6.0 V12 derivado del que llevaba el Serie 7 E32. Para celebrarlo y adelantar cómo serían los BMW X5 de altas prestaciones, la marca alemana desarrolló el prototipo del BMW X5 Le Mans, el cual recordamos con todo lujo de detalle hace poco más de un año.

El motor entregaba 700 caballos y un par de 720 Nm a 5.000 RPM, mucho más que los 580 caballos del BMW V12 LMR con el que habían ganado la prueba francesa. Con semejante potencia y par motor, aquel prototipo paraba el crono del 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanzaba 278 km/h de velocidad punta.

El V12 del inolvidable McLaren F1

F1

El McLaren F1 fue un coche que marcó una época. Si no estás de acuerdo en que se trata de uno de los mejores coches de la historia, puedes irte de Motorpasión.

Aquel superdeportivo de solo 1.138 kilogramos montaba un motor 6.1 litros V12 firmado por BMW, que desarrollaba una potencia de 635 CV y un par máximo de 651 Nm. 0-100 km/h en poco más de 3 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,4 segundos con una velocidad punta de 391 km/h hace 25 años eran cifras de otro planeta.

Lo más curioso es que cuando se cumplen 25 años del nacimiento de aquel coche, McLaren ha anunciado que BMW volverá a firmar los motores de sus coches. Por desgracia, salvo sorpresa, ninguno será un V12 atmosférico de gran cilindrada como el que llevaba el McLaren F1.

Un nuevo V12 para el tercer Serie 7

BMW V12

El motor V12 en la Serie 7 definió nuevos estándares para los que buscaban un coche de representación, así que cuando llegó al mercado la tercera generación del Serie 7 con el E38 en 1994, se desarrolló también un nuevo motor V12.

Se trataba de un 5.3 litros de cilindrada con una potencia máxima de 326 CV conocido con el código interno M73 con el que esta larga berlina aceleraba en 6,6 segundos de 0 a 100 km/h.

Nace el 760i

BMW V12

En 2003 la cuarta generación del BMW Serie 7 estrenó un nuevo motor V12 con el que esa versión tope de gama pasaba a denominarse BMW 760i. Aquel contaba con el código N73, y como principales novedades, contaba con inyección directa de combustible y el sistema VALVETRONIC de apertura de válvulas por primera vez aplicado a un motor V12.

El nombre del modelo no era cuestión de marketing como ocurre hoy en día. Se llamaba 760i porque su cilindrada era de 6.0 litros. El resto de cifras eran igualmente impresionantes: daba 445 CV de potencia máxima con lo que era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, acercándose así a los tiempos de muchos modelos deportivos de la época.

Un V12 TwinPower Turbo

BMW V12

En 2009 la anterior generación del BMW Serie 7 estrenó otro propulsor V12 conocido con el código N74. La mayor novedad era que por primera vez usaba tecnología BMW TwinPower Turbo. La nomenclatura 760i era por su cubicaje, entregaba 544 CV y el 0 a 100 km/h lo hacía en 4,6 segundos.

El futuro de este tipo de motores de alta cilindrada y potencia, está en peligro. Son especies en peligro de extinción. Las normativas de contaminación, el downsizing y la reducción de costes de fabricación por parte de todos los fabricantes, hacen que estas maravillas de la técnica tengan los días contados. Pero mientras existan, habrá que seguir disfrutando de ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos