Compartir
Publicidad
Publicidad

Henrik Fisker se apunta a equipar el Karma con el V8 del Corvette ZR1

Henrik Fisker se apunta a equipar el Karma con el V8 del Corvette ZR1
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos pensábamos que Fisker había dejado atrás definitivamente el Karma. Al fin y al cabo la marca ya no es suya y no participa en la actual Karma Automotive. Sin embargo, vuelve a estar vinculado al coche híbrido que creó.

A finales de 2013, el mediático Bob Lutz (ex GM, BMW, Chrysler) y Gilbert Villareal crearon VL Automotive para equipar los Fisker Karma con motores V8, siendo el VL Destino el modelo resultante. Ahora, el propio Fisker se une al equipo como jefe de diseño y estrategia de producto, mientras la empresa pasa a llamarse VLF. De momento y en teoría sólo tienen el Destino como único modelo.

 Destino Rear 34 1

El VLF Destino no es otro que un Fisker Karma híbrido al que se le ha retirado todo el sistema de propulsión híbrido y las baterías para instalar el V8 y la transmisión de Corvette ZR1. El V8 LS9 sobrealimentado desarrolla 638 CV y 819 Nm.

VLF calcula que el Destino sería capaz de abatir el 0 a 100 km/h en 4 segundos y tendría una velocidad máxima de 200 mph (320 km/h). Estas prestaciones lo situarían en la élite de la automoción.

Vlf Automotive 1 Gilbert Villareal, Bob Lutz y Henrik Fisker junto al Destino.

¿Funcionará como modelo de negocio? Es pronto para decirlo. De momento, todo esto es un proyecto que si bien había arrancado con ganas y de forma coherente (los primeros prototipos empezaron a circular en el verano de 2014), no se ha vuelto a saber del Destino hasta este Salón de Detroit.

El Fisker Karma tiene un diseño espectacular y las prestaciones son las adecuadas para su segmento, sin embargo su precio de 229.000 dólares lo sitúa por encima de lo que cuesta en Estados Unidos un Aston Martin Rapide S o un Porsche Panamera Turbo S.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos